España insistirá en negociar la soberanía de Gibraltar en la reunión con la ONU

Lo hará en el Comité de Descolonización de Naciones Unidas , que comenzó el pasado lunes en Nueva York un nuevo periodo de trabajo

MADRID Actualizado:

El Gobierno español insistirá el viernes en Naciones Unidas en la obligación que considera tiene el Reino Unido de negociar con España sobre la soberanía de Gibraltar. Lo hará en el Comité de Descolonización de Naciones Unidas, que comenzó el pasado lunes en Nueva York un nuevo periodo de trabajo en el que abordarán, entre otros, los casos de Gibraltar y las islas Malvinas, territorios ambos en poder del Reino Unido.

Como en años anteriores, el embajador representante permanente de España en la ONU o su adjunto plantearán en el llamado «Comité de los 24» los principios en que basa la posición española sobre Gibraltar. España reconoce el derecho de autodeterminación de los pueblos, pero matizado por el respeto a la unidad nacional de integración territorial del Estado. Además, considera que el examen de descolonización debe hacerse caso por caso.

En el caso de Gibraltar, España estima que la administración colonial menoscaba la unidad del Estado español, por lo que debe darse una solución negociada. No se reconoce el derecho de autodeterminación porque la población gibraltareña salió del lugar tras la llegada de las tropas británicas en 1704 y los actuales habitantes de Gibraltar son un instrumento más del ocupante para dar cobertura a la guarnición militar.

Colonialismo consentido

España considera que cuando se pretende mantener una relación moderna y madura, no es aceptable la postura de Londres de mantener un colonialismo consentido. El Comité de Descolonización debe estudiar si ha habido o no progresos sustanciales en las negociaciones sobre soberanía, algo que no ha sucedido desde el año 2002, cuando los ministros Josep Piqué y Jack Straw estuvieron a punto de alcanzar un acuerdo de cosoberanía.

El representante español insistirá en denunciar que la potencia administradora de Gibraltar se niega a negociar, pese a que cada año la Asamblea General de Naciones Unidas recuerda que deben hacerlo, en virtud de la Declaración suscrita por Madrid y Londres en Bruselas en el año 1984. En esa declaración, no se habla para nada de pedir autorización a los gibraltareños para mantener un proceso negociador, que es la excusa que ahora utiliza el Gobierno de David Cameron para no reanudar esas conversaciones.

Ningún derecho de veto

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, reiteró en su encuentro del pasado 29 de mayo con el secretario del Foreign Office, William Hague, que los gibraltareños no tienen ningún derecho de veto sobre la negociación, y recordó que la ONU ha indicado el camino y el Reino Unido tiene un compromiso con España que debe respetar. Tras abordarse el asunto gibraltareño en el Comité de los 24, España volverá a insistir en sus argumentos en la Asamblea General de Naciones Unidas que se celebra en la última semana de septiembre en Nueva York, y a la que previsiblemente acudirá, por vez primera, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Además, el Comité de los 24 tiene previsto tratar hoy el caso de las Malvinas y se ha anunciado la presencia de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, para defender la reclamación de Argentina sobre esas islas, ocupadas por el reino Unido desde 1833. La presencia de un jefe de Estado en el Comité de los 24 es bastante inusual y se produce en un momento en que Londres ha anunciado la celebración de un referéndum en 2013 para que la población de Malvinas se pronuncie sobre si quieren pertenecer al Reino Unido o a Argentina.