En el centro de la imagen: Antonio Hernando y José Luis Ábalos - JAIME GARCÍA

La gestora descarga en Sánchez la dirección política hasta el congreso

Madina y José Carlos Díez se desvinculan de las ponencias política y económica

Actualizado:

Tuvo que pasar más de una semana para que el nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de la gestora, Javier Fernández. mantuviesen su primera reunión para tratar de ordenar la posición de los socialistas en los escenarios abiertos. No hubo comparecencia posterior, y se trató de una reunión de poco más de una hora en la que se acordó que será el nuevo líder quien decida cuál será la posición del grupo parlamentario socialista en la moción de censura planteada por Podemos. En esta situación de coexistencia, Sánchez ya ha sido elegido pero la gestora mantiene sus competencias hasta el 39 Congreso (16-18 de junio). Había que aclarar a quién corresponde asumir la responsabilidad de una decisión así.

Lo cierto es que la abstención está encima de la mesa como forma de conjugar la impresión de Sánchez y su entorno respecto a lo que entienden que es una nueva jugada de Podemos para tensionar al PSOE. Así lo resumía la diputada Adriana Lastra: «Rajoy es censurable pero Iglesias no es presidenciable». Desde la gestora aseguran que a Sánchez se le planteó que debe ser él quién asuma la decisión, y que Fernández no le trasladó su criterio al respecto. La posición de los sanchistas la manifestó el portavoz provisional en el Congreso, José Luis Ábalos, que a título personal planteó que la abstención podía ser una «solución compensada» dado que Rajoy «merece censura» pero la alternativa (Iglesias) «no nos parece bien».

Ayer fue día de estrenos y despedidas en la nueva etapa del PSOE. Ábalos se estrenó a los mandos de una reunión del grupo parlamentario socialista, la primera tras las primarias. Una reunión en la que Ábalos agradeció la labor de Antonio Hernando y su decisión de mantenerse en la dirección del grupo en este periodo de transición. Varios diputados tomaron la palabra para reconocer lo mismo y hubo incluso una ovación para el exportavoz.

Sobre la preparación del 39 Congreso, Eduardo Madina y José Carlos Díez no serán los ponentes de la ponencia marco que deberá aprobar la línea política y económica del PSOE para los próximos cuatro años. No lo harán pese a ver sido los redactores designados por la gestora. Díez publicó una entrada en su blog en la que dice no compartir que los sanchistas «centren las enmiendas de la gestión de 21 años de gobiernos socialistas exclusivamente en sus errores», ni tampoco comparte la intención de «mezclar austeridad con neoliberalismo». Ábalos dijo que entendía que ambos «no se sientan legitimados» para defender la ponencia, ya que en las primarias «todo iba implícito», en referencia a que apoyando a Sánchez los militantes también votaron contra esos textos.