Génova: «Intentan matar a Pablo Casado por estar en las quinielas»

Estupor en el PP por el desgaste de su portavoz y aspirante a liderar la candidatura en Madrid

Casado ve «injuriosa» la acusación «sin pruebas» de que sacó Derecho con favores

MadridActualizado:

El Partido Popular no levanta cabeza. Tras la caída en desgracia de Cristina Cifuentes vuelve a ser la otra gran esperanza del PP en Madrid, Pablo Casado, el que se ve en la picota por su currículo. Varias informaciones periodísticas han cuestionado el expediente académico del portavoz nacional del PP, que también cursó un máster en l a Universidad Rey Juan Carlos. La jueza que investiga el caso de la expresidenta madrileña ha extendido sus pesquisas a Casado y al resto de alumnos de ese centro de Derecho Público. Pero ayer el diario «El Mundo» puso bajo sospecha su licenciatura de Derecho cuestionando que Casado aprobase en un año la mitad de la carrera (12 asignaturas) que le costó nueve años sacar.

Casado se matriculó en 1999 en Icade en una doble licenciatura de Derecho y ADE. Pero en 2004 trasladó su expediente al Centro Cardenal Cisneros, adscrito a la Complutense, donde según esa información pudo obtener tratos de favor por presión del PP. Coincidió que en 2007, cuando se licenció, acababa de obtener su escaño como diputado en la Asamblea de Madrid. Según testimonios difundidos por ese diario hasta Esperanza Aguirre medió para que aprobasen al entonces presidente de Nuevas Generaciones. «Es absolutamente falso», terció ayer Aguirre en Cope.

Dedicación compartida

Está en entredicho si Casado pudo aprobar esas doce asignaturas en un año teniendo en cuenta que su historial en Icade fue insuficiente y la convocatoria de exámenes de junio le coincidió con la campaña de mayo de 2007 de Aguirre, en la que tuvo una participación «muy activa» liderando las Nuevas Generaciones, según el PPde Madrid. Ese año, además, alternó su dedicación como asesor en la consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid.

El portavoz nacional de Génova salió otra vez en tromba en radios y televisiones para desmentir el supuesto trato de favor. «Son acusaciones falsas. Basta de injurias», se quejó indignado. Casado dijo sentirse «humillado» por el escrutinio al que se está sometiendo su currículum. «¿Qué será lo próximo? ¿Publicar mi análisis de sangre?», protestó en EsRadio.

En el entorno de Casado precisaron que aprobó 36 asignaturas de su doble licenciatura, de las cuales sólo le convalidaron/adaptaron siete en el Cardinal Cisneros. Casado aseguró que «no es extraordinario» que un alumno apruebe doce asignaturas en un curso y explicó que en ese último curso dio un acelerón. Le fue más fácil, dijo, porque dos de esas materias pendientes las aprobó en Icade y otras cinco las había preparado tres años matriculándose sin aprobar. El Cardenal Cisneros negó trato de favor y la Complutense pidió toda la información de sus estudios afirmando que será «contundente» si hay irregularidades, informa Ep.

«La noticia sobre mi carrera de hace 15 años es falsa y atenta contra mi hoñnor. Se basa en difamaciones anónimas sin pruebas y calumnia a la universidad y sus profesores. No hay ninguna irregularidad en mi expediente y así lo demostré con toda la documentación. Basta de injurias», denunció.

Confianza intacta del partido

En el PP ven una cacería sobre quien está en el trampolín para ser candidato por Madrid en 2019. «Qué casualidad que surja ahora que los medios dicen que voy a ser candidato a una cosa o a otra», aseveró Casado en las radios. «Intentan matar a Pablo por estar en las quinielas», aseveró ayer un miembro de la cúpula a ABC. El portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, insistió en ello: «Cualquiera que suene para candidato del PP se está viendo sometido a un escrutinio», «excesivo y dañino».

Pero el apoyo de Génova es total y las fuentes corroboran que, pese a estar en el huracán, Casado mantiene intactas sus opciones para encabezar la lista electoral. El coordinador general, Fernando Martínez-Maillo mostró la confianza del partido en él, sin ambages. «Este caso no tiene nada que ver» con el de Cifuentes, insisten en el PP.

La próxima semana el nuevo presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero, determinará si Pablo Casado entra o no en la ejecutiva regional llamada a liderar el partido hasta las elecciones de 2019 tras el escándalo que forzó la dimisión de Cifuentes.