Meritxell Budó, consellera de la presidencia y portavoz del Govern
Meritxell Budó, consellera de la presidencia y portavoz del Govern - EFE

«La Generalitat trata como ciudadanos de segunda a los periodistas que usan el español»

La asociación Hablamos Español pide que se pueda utilizar cualquier idioma en las ruedas de prensa en Cataluña

MadridActualizado:

Gloria Lago, presidenta de la asociación Hablamos Español, considera «inadmisible» que la Generalitat de «trate como ciudadanos de segunda a aquellos periodistas que usen la lengua española en Cataluña y se les impida usar libremente el español», y afea a la portavoz catalana, Meritxell Budó, que quiera imponer «el requisito de formular previamente sus preguntas en catalán».

Hablamos Español ha difundido un comunicado en el que manifiesta su malestar con la Generalitat su portavoz por negarse el pasado 11 de junio a responder a una periodista que realizó una pregunta en castellano. La razón que esgrimió Meritxell Budó para negarse a responder es que no había formulado antes la pregunta en catalán.

La asociación que preside Gloria Lago aclara que en Cataluña, «tanto el castellano como el catalán son lenguas cooficiales y por tanto podrán ser utilizadas por los ciudadanos libremente», conforme a lo dispuesto en el artículo 3 de la Constitución Española como en el artículo 4 de la Ley 1/1998, de 7 de enero de política lingüística de la Generalitat de Cataluña.

Hablamos Español entiende que la actitud de la portavoz Budó conculca «los derechos lingüísticos de los periodistas que asisten a sus ruedas de prensa». Los informadores «gozan del derecho a utilizar el español sin ningún tipo de restricción», por lo que se debe evitar cualquier práctica que suponga la exclusión del empleo del idioma español o su relegación.

Esta asociación que representa los intereses y derechos de los hispanohablantes en todo el ámbito territorial de España y propugna la libertad de elección lingüística en las comunidades con lenguas cooficiales reclama que se adopten «las medidas adecuadas para impedir en el futuro cualquier tipo de discriminación a los profesionales del periodismo que empleen el español en las ruedas de prensa».

Lo adecuado, sostiene Hablamos Español, es que se permita formular preguntas indistintamente en cualquiera de los dos idiomas oficiales sin restricción alguna.