La Generalitat impone el catalán obligatorio en las guarderías

Su objetivo es que los niños entre 0 y 3 años se escolaricen con la lengua autonómica dominada

barcelona Actualizado:

Una vez garantizado el blindaje del catalán en la educación obligatoria a través de la inmersión educativa, la Generalitat da ahora un paso más en su adoctrinamiento lingüístico y anuncia que regulará, a través de una disposición, el uso de la lengua autonómica en las guarderías con el fin de conseguir que los niños de entre 0 y 3 años lleguen a la etapa curricular con «el catalán como lengua de aprendizaje y comunicación».

En plena polémica por la reforma educativa del Gobierno en el modelo de escuela catalana, el Govern lanzó ayer el proyecto, que, según precisó el departamento de Enseñanza, «recoge unas disposiciones aprobadas el 3 de agosto de 2010». La directora general de Educación Infantil y Primaria, Alba Espot, reconoció durante la presentación de esta medida que «las orientaciones tienen muy en cuenta el contexto familiar de los alumnos».

Estas orientaciones tendrán especial incidencia en el área del aprendizaje lingüístico, que se realizará exclusivamente en catalán. Así lo reconoce el texto presentado ayer bajo el nombre de «Currículo y Orientaciones», que en el apartado «Área de Comunicación y Lenguajes» expone la necesidad de que los niños sean instruidos en el uso del catalán. «En nuestro medio, la lengua catalana debe ser la lengua de comunicación y aprendizaje», reza el texto, consultado por ABC. Subraya, asimismo, la necesidad de «encontrar momentos para una buena práctica con todo el grupo y con grupos reducidos», refiriéndose respecto a estos últimos a los de los niños que tienen una lengua materna diferente a la catalana.

La directora de Educación Infantil niega sanciones si se incumplen las recomendaciones

En este sentido, las disposiciones recomiendan a los educadores «buscar estrategias organizativas que permitan la flexibilidad de las agrupaciones» de menores para instruirlos conjuntamente. En el mismo capítulo, la Generalitat admite abiertamente que, al margen del desarrollo de otras capacidades, «la adquisición y el perfeccionamiento progresivo del lenguaje oral es el principal objetivo del desarrollo de los menores en este ciclo».

Fuentes próximas al departamento matizaron que en esta etapa «no hay currículo», aunque admitieron que instruir a los pequeños en esta etapa es «vital para su futuro desarrollo cognitivo y social» y para su aterrizaje en las aulas. La responsable de Educación Infantil del Govern subrayó la necesidad de esta regulación teniendo en cuenta que «se suma para crear un trabajo coordinado entre todos y un modelo de guarderías que se basa en la experiencia pedagógica de nuestro país» (refiriéndose a Cataluña).

«Orientaciones»

Alba Espot recordó ante los medios que la Ley de Educación de Cataluña (LEC) prevé la creación de un currículum «por primera vez» en este ciclo, si bien prefieren hablar de orientaciones porque es una etapa no obligatoria, a diferencia de Primaria y Secundaria. «Nos gusta más hablar de orientaciones porque en esta etapa lo más importante es la entrada al sistema educativo de las familias y los niños, para que puedan desarrollar la socialización y aprender a compartir y a pasar las horas con niños de su misma edad», por lo que no se evaluarán contenidos, sino que se hará un seguimiento de los procesos madurativos.

«No es una evaluación objetiva de conocimientos, sino una herramienta de impulso de formas de hacer para mejorar la calidad», insistió la portavoz de Educación Infantil y Primaria de la Generalitat, quien negó que puedan haber sanciones en el caso de que no se apliquen las recomendaciones porque no entra dentro de sus esquemas, si bien harán un seguimiento cuidado para que las guarderías cumplan unos mínimos.