La gendarmería francesa detiene en París al responsable del aparato de información de ETA y a su lugarteniente

REDACCIÓN / AGENCIAS |
MADRIDActualizado:

Agentes de la gendarmería francesa han detenido en Francia a Javier Arruabarrena Carlos y a Ohiana Garmendia Marín, a quienes se considera responsables del aparato de información de ETA , han informado fuentes de la lucha antiterrorista. La operación ha sido llevada a cabo en colaboración con las fuerzas de seguridad españolas en la localidad de Charenton-le-Pont, al sureste de París, en el departamento de Val-de-Marne, donde han registrado el apartamento en el que se encontraban los etarras.

Javier Arruabarrena es natural de Elorrio (Vizcaya) y tiene 37 años y Ohiana Garmendia es también vizcaína, de Santurce, y tiene 32 años. Según las mismas fuentes, al arrestado se le considera responsable del aparato de información. La joven se encontraba huida desde finales de 2002, mientras que Arruabarrena huyó a finales del año 2000 tras la muerte de tres miembros del 'comando Vizcaya' por la explosión de una bomba.

La colaboración "marcha muy bien"

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha confirmado este mediodía en el Congreso la relevancia de las detenciones, dado que uno de ellos es considerado el responsable del 'aparato' de Información de la banda criminal, pero aunque la operación no está cerrada y falta examinar la información que se obtenga de los equipos informáticos incautados, no ha visto probable que estos mismos activistas hubieran colaborado en el atentado de ETA de la pasada semana que costó la vida al inspector Eduardo Puelles en Arrigorriaga (Vizcaya).

Rubalcaba ha confirmado que Arruabarrena es el responsable del 'aparato' de información de ETA y que Garmendia formaba parte de ese mismo equipo encargado de facilitar a ETA los datos para cometer los atentados. Según ha explicado, la operación se ha llevado a cabo con la colaboración de la Guardia Civil y no estaba cerrada esta mañana. Además, aún no se había analizado el material informático pues se necesita "algún tiempo" para 'abrir' los ordenadores incautados, pero se ha mostrado convencido de que "información habrá".

Preguntado si podrían haber facilitado información para el asesinato de Eduardo Puelles, el ministro ha contestado que habrá que esperar a recopilar toda los datos pero, aún sin descartar ninguna hipótesis, no lo ha considerado probable. Por último, Rubalcaba se ha felicitado por la colaboración hispano francesa contra el Terrorismo, que "marcha muy bien", y ha agradecido a las autoridades galas su apoyo. "Culmina una semana de éxitos policiales que demuestra que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están trabajando día a día", ha declarado, recordando las otros dos operaciones policiales contra ETA de esta semana.

Dos importantes miembros

A Javier Arruabarrena se le vincula con el comando Vizcaya entre 1999 y 2000, al que se atribuye, entre otras acciones, la colocación de un coche bomba contra una patrulla de la guardia civil en Bilbao, que no se consumó al no pasar el convoy por el lugar previsto. Fue juzgado en rebeldía en Francia el 22 de octubre de 2008 y condenado a cinco años por formar parte de los grupos de reserva de ETA .

Ohiana Garmendia, una de las terroristas más buscadas por las fuerzas de seguridad, fue también juzgada en rebeldía el 15 de junio de 2007 en Francia y condenada a cuatro años de prisión por reclutar activistas en 2002 para ETA en España. Su nombre apareció junto al de otros supuestos etarras en los papeles incautados en el apartamento de Ivon Fernández de Iradi 'Susper' en Tardes (Francia) a finales de 2002.

Estas detenciones se producen apenas 48 horas después de que fuera desarticulado en Guipúzcoa un comando de 'legales' de ETA formado por tres personas que estaban listo para atentar, y menos de 24 después del arresto en el País Vasco francés de Mikel Barrios, relacionado con la organización juvenil ilegalizada Segi, aunque fue puesto en libertad provisional horas más tarde. Todos estos arrestos se producen tras el último asesinato perpetrado por la banda terrorista, el pasado viernes. La víctima era el inspector de Policía Eduardo Antonio Puelles.