Garzón durante la presentación del libro 'Crímenes contra la Humanidad. La lucha por una justicia global' (Siglo XXI), escrito por el jurista británico Greoffrey Robertson./ Efe
Garzón durante la presentación del libro 'Crímenes contra la Humanidad. La lucha por una justicia global' (Siglo XXI), escrito por el jurista británico Greoffrey Robertson./ Efe

Garzón: «En España el camino de la Justicia universal está abierto y cada vez más consolidado»

El magistrado de la Audiencia Nacional participa en un coloquio con motivo del décimo aniversario de la detención en Londres del dictador chileno Augusto Pinochet

AGENCIAS |
MADRIDActualizado:

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha participado esta noche en la presentación de un libro con motivo del décimo aniversario de la detención en Londres del dictador chileno Augusto Pinochet, un acto durante el que se ha felicitado por el papel de España en la persecución de delitos que atentan contra los Derechos Humanos el mismo día en el que se ha declarado competente para investigar las desapariciones de miles de personas durante la Guerra Civil y el franquismo.

"En España el camino de la Justicia universal está abierto y cada vez más consolidado", ha asegurado el juez durante la presentación del libro 'Crímenes contra la Humanidad. La lucha por una justicia global' (Siglo XXI), escrito por el jurista británico Greoffrey Robertson, quien ha recordado el "shock que supuso para mucha gente" la detención de Pinochet, instada por el magistrado español en 1998.

Garzón ha indicado que, desde aquel momento, ha habido "muchas luces y sombras" en lo que a la persecución de este tipo de delitos se refiere. En ese sentido, ha destacado la labor de España, y en concreto de la Audiencia Nacional, donde, según ha recordado, actualmente se investiga el genocidio de Ruanda, diversas persecuciones de Sudamérica o incluso la actuación de China con respecto al Tibet.

La Haya "no es suficiente"

En su opinión, "una Corte Penal Internacional no es suficiente" y se ha justificado recordando que hay países como EE.UU., Rusia o China que no aceptan los estatutos de este tribunal supraestatal. De hecho, EE.UU se ha convertido durante buena parte del acto en el centro de sus críticas.

En esta línea, ha reprochado distintas decisiones del país norteamericano como la permanencia de Guantánamo o el hecho de haber "desperdiciado la oportunidad" de juzgar al ex presidente iraquí Sadam Husein en "un proceso de garantías mediante el cual sus víctimas se hubiesen sentido mucho más resarcidas".

El juez, el autor del libro y el moderador, el periodista Ernesto Ekaizer, han mantenido una charla durante cerca de hora y media sobre el respeto universal a los Derechos Humanos y durante la que el magistrado se ha referido incluso a la Inquisición española. No obstante, en ningún momento ha mencinado su decisión. Preguntado al respecto, el juez se ha limitado a asegurar que no comentaría nada sobre procesos judiciales actualmente en curso.