Garzón deja en libertad bajo fianza de 500.000 euros al ex alcalde de Santa Coloma

N. V. | MADRID
Actualizado:

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha dejado en libertad bajo fianza de 500.000 euros al ex alcalde de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz, uno de los dos imputados de la «operación Pretoria» (el otro es el ex diputado del PSC Luis García Sáez «Luigi») que continuaba en prisión desde el pasado 30 de octubre. El magistrado, que ya no aprecia riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas, ha impuesto al ex regidor comparecencias quincenales y la prohibición de abandonar el país. Se trata de la cuarta libertad bajo fianza que acuerda el magistrado, después de que lo hiciera con el ex concejal de urbanismo de Santa Coloma Manuel Dobarco (200.000 euros), y los ex altos cargos de CiU Macià Alavedra y Lluís Prenafeta (un millón de euros).

Bartomeu Muñoz, imputado por asociación ilícita, cohecho, fraude de subvenciones, fraude y exacciones ilegales y falsedad documental, es uno de los protagonistas de la trama de corrupción urbanística que cuenta ya con una veintena de imputados, entre ellos la propia madre del ex alcalde, Josefina Calvet, una octogenaria presuntamente enferma de alzheimer que figura como representante legal en Zellingen Gestión Inmobiliaria, empresa del entramado adquirida por «Luigi». Garzón cifra en un millón de euros la cantidad de la que se habrían beneficiado Calvet y su hijo en operaciones urbanísticas.

Desvío de fondos de la UE

Bartomeu Muñoz era uno de los principales contactos del «conseguidor» García Sáez en Santa Coloma de Gramanet, corazón de la «Pretoria». Gracias a sus contactos en localidades como ésta, «Luigi» «manejaba los tiempos de desarrollo urbanístico y las adjudicaciones de las obras». Además, este Ayuntamiento, con Muñoz a la cabeza, habría modificado el destino de los fondos procedentes de subvenciones de la UE -o empleado una suma menor a la declarada- emitiendo facturas falsas por valor de 1,3 millones de euros.