Garzón acusa a D3M y Askatasuna de ser la oferta electoral de ETA

D. M. / J. P. | MADRID
Actualizado:

Askatasuna y D3M, las dos nuevas marcas electorales de ETA-Batasuna, desarrollan dos misiones: «dar cumplimiento a las estrategia de ETA» y «burlar a las instituciones del Estado». Así lo asegura el juez Baltasar Garzón en el auto en el que envía a prisión a los ocho detenidos, que conformaban la nueva «mesa» de Batasuna. Todos se encuentran ya en prisión acusados de un delito de integración en organización terrorista.

La historia se repite. Lo mismo que ETA-Batasuna hizo con el PCTV y ANV, pretende hacerlo ahora con Askatasuna y D3M ante las elecciones del 1 de marzo. En su auto, el magistrado explica, por un lado, que la agrupación electoral constituye el «centro organizativo de la nueva Batasuna y de las demás entidades convertidas en un todo orgánico a las órdenes de ETA-Ekin-Batasuna». Por otro, de Askatasuna subraya que es un partido que fue creado en 1998 ante lo que «algunos» consideraban «la inminente ilegalización de Herri Batasuna». Aunque compareció a las elecciones de 2001, se «quedó en reserva como marca propia de ETA-Ekin-Batasuna».

El auto analiza también las funciones ejercidas por las plataformas «Herria Aurrera» y Gasteiz Izan (ambas ilegalizadas). Para el juez. las dos «se han convertido [por la documentación incautada] en el soporte de todo el conjunto de organismo y entidades del MNLV».

De los ocho detenidos y de los otros imputados cuyos domicilios fueron registrados, Garzón destaca que actuaban «bajo la dirección de responsables de Batasuna-ANV-PCTV y de Ekin», y que «todos los esfuerzos los dirigían a cumplir las órdenes de ETA de participar en las elecciones». Estos hechos los sustenta en el magistrado en un documento elaborado por la banda en el verano de 2008 e intervenido el «comando Hego Haizea». En él, la cúpula etarra decía: «Se le debe tender, en la contienda electoral, a nuestra amplia base una oferta de lucha para combatir y para que no se decante hacia lo útil». «En cumplimiento de esta directriz de ETA» -puntualiza el auto - la izquierda abertzale celebró en el Kursaal de San Sebastián un «acto político» en el que Mariné Pueyo y Tasio Erkizia, entre otros, hicieron un llamamiento a la «acumulaciónde fuerzas».

Además, el auto recoge una prueba del férreo control que se ejerce en el MLNV. Se produjo a raíz del asesinato de Ignacio Uria cuando el por entonces alcalde de Azpeitia, Iñaki Errazkin (ANV), recibió intrucciones de la ahora detenida Agurtzane Solaberrieta (candidata de Askatasuna en 2001), sobre la moción que ANV iba a presentar como alternativa a la de condena del resto de partido. Antes de redactarla, Errazkin -desde su móvil (619058801)- dijo a Solaberrieta que «convendría hablar eso con alguien», a lo que ella respondió afirmativamente. Horas después, el alcalde recibió en su correo electrónico «una propuesta» de moción. El auto es una prueba más que podrá aportar la Fiscalía para impugnar las listas filoetarras.