García-Margallo señala que los populismos son consecuencia de la «resaca» de la crisis económica
García-Margallo señala que los populismos son consecuencia de la «resaca» de la crisis económica - Jaime García

García-Margallo afirma que el 26-J España deberá decidir entre la Constitución y el populismo

El ministro de Asuntos Exteriores admite que tras los comicios habrá que enfrentarse a «retos» desaparecidos desde 1977

ÁvilaActualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, ha dicho hoy que el próximo 26 de junio se decide entre una opción «claramente constitucionalista» del PP y otra «claramente populista» representada por la coalición Unidos Podemos.

García-Margallo, que ha inaugurado la Escuela de Verano «Los populismos en el siglo XXI», organizada por la Universidad Católica de Ávila (UCAv) y el diario La Razón, ha comentado a los periodistas que las próximas elecciones son «capitales».

Y ello, teniendo en cuenta que tras esos comicios habrá que enfrentarse a «retos» que no existían desde el año 1977, en referencia a asuntos como la forma de afrontar el terrorismo internacional, la pertenencia de España a la unión económica y monetaria de Europa, el modelo económico y el «desafío secesionista» de Cataluña.

En este contexto ha comentado que los ciudadanos deben considerar «cuáles son las opciones» que se presentan a estos comicios y si las «soluciones mágicas» que plantean los movimientos que «se identifican con estos movimientos populistas son las que van a darles satisfacción a ellos y a los que vienen detrás».

El ministro en funciones ha argumentado que en vísperas de las elecciones generales existen «dos opciones posibles» que ha definido como «claramente constitucionalista» y «claramente populista».

De esta última ha dicho que «no es un fenómeno original de España», poniendo como ejemplo lo sucedido en las últimas elecciones presidenciales austríacas, el referéndum sobre la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea o los sondeos que apuntan al Frente Nacional francés como una fuerza con posibilidades de pasar a la segunda vuelta.

En este contexto, García-Margallo ha reconocido que el asunto de los populismos es «de absoluta actualidad, pero no es nuevo», ya que «en Europa se vivió tras la guerra del 14 al 18», cuando, tras «la amenaza de un avance bolchevique empezaron a crearse movimientos totalitarios de signo contrario».

Tras referirse igualmente al «fenómeno» Donald Trump en los Estados Unidos, el ministro de Asuntos Exteriores en funciones ha sostenido que la situación actual es producto de «la resaca, la secuela de la crisis de 2007».

«Cuando se produce una crisis tan severa, que exige unos sacrificios tan importantes a toda la población y sobre todo a las clases medias, es explicable que haya fenómenos de protesta como los movimientos populistas», ha argumentado García-Margallo.

En este sentido, ha añadido que «el problema es que los populistas aciertan a canalizar la insatisfacción de gran parte de la población que ha sufrido la crisis, pero no dan soluciones realistas y posibles a los problemas que hay que afrontar».

Al ser preguntado por el procesamiento de los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chavez y José Antonio Griñán respectivamente, el ministro de Asuntos Exteriores en funciones ha preferido «esperar al desarrollo del procedimiento judicial».