El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón - efe

Gallardón propone bodas (y divorcios) ante notario

El ministro de Justicia cree que sería una fórmula para desatascar los juzgados

madrid Actualizado:

A las medidas anunciadas la pasada semana para regenerar la Justicia española, Alberto Ruiz Gallardón, ha añadido hoy la propuesta de una ley de mediación y de jurisdicción voluntaria que permita celebrar los matrimonios civiles -y los divorcios de mutuo acuerdo- ante notario y no ante un juez como hasta ahora.

«No tiene sentido que un divorcio de mutuo acuerdo no pueda ser directamente formalizado ante un notario por las partes, ha afirmado Ruiz-Gallardón en declaraciones a la Cope, añadiendo que «también podría ser aplicado en el matrimonio civil».

No tiene sentido, ha continuado el ministro, que dos personas que se quieren divorciar «de mutuo acuerdo», que sólo necesitan «una constatación de ese acuerdo para luego ser ejecutado», no puedan «formalizar» directamente su divorcio «ante un notario y que se tenga que iniciar un expediente judicial».

Y también un matrimonio. «De la misma forma que los alcaldes pueden autorizar matrimonios, ¿por qué la única alternativa es llevarlo ante los funcionarios al Registro Civil y no podemos permitir que un notario autorice un matrimonio o divorcios», se ha preguntado.

La propuesta reduciría los retrasos judiciales en España, «un país con un grado de litigiosidad muy superior a la media europea», según ha recalcado el ministro. «Aquí tramitamos por vía judicial que deberíamos tramitar de una forma distinta, como la ley de mediación».

«Hay decenas de millones de euros que están paralizados, pendientes de una resolución judicial y que provocan que no formen parte del aparato productivo. Tenemos que aplicar una justicia más moderna».

El anuncio se produce al día siguiente de que el ministro mantuviera una reunión con los representantes del Consejo General del Notariado en la que éstos le hicieron llegar su disposición a asumir nuevas funciones y le trasladaron las dificultades que está atravesando el sector por la crisis.

Gallardón ha defendido otros de los cambios que piensa acometer desde su Ministerio, como la reforma de la ley del aborto que «no restringirá los derechos de la mujer». El proyecto que planea remitir al Congreso «dará un concepto muy novedoso a la protección a la mujer y del concebido», «no llevará a ninguna mujer a la cárcel pero garantizará los derechos del concebido».

Prisión revisable para etarras

La pena de prisión revisable también podría aplicarse a los presos etarras, ha admitido el ministro. «Cuando reformemos el Código Penal veremos qué delitos deben ser castigados con una pena de prisión revisable. Pero sin arrepentimiento y con la voluntad de seguir con la misma conducta, sí sería un supuesto».

No obstante, Ruiz-Gallardón ha advertido de que será el legislador quien deba determinar en qué casos se deberá aplicar este tipo de condena, cuando se lleve a cabo la reforma del Código Penal.