Gallardón anuncia la apertura del Metro y el Cercanías y la demolición del «Windsor»

Actualizado:

El alcalde de Madrid, AlbertoRuiz-Gallardón, dijo hoy que la demolición del edificio Windsor es "irreversible" a la vez que anunció la apertura de las líneas 8 y 10 de Metro y de Cercanías, así como la reducción de otras limitaciones de tráfico al considerarse oficialmente extinguido el fuego.

El alcalde compareció en conferencia de prensa tras la reunión de la Comisión de Seguimiento del edificio y explicó que el fuego se consideró extinguido a la una de la madrugada de hoy, lo que permitirá reducir algunas restricciones de transporte público, enconcreto en las dos líneas de Metro, cuya apertura confirmó la compañía metropolitana.

Los bomberos podrán entrar al edificio pasadas 48 horas, es decir a partir de la una de la madrugada del próximo miércoles 16, añadió el alcalde quien insistió en que la demolición es "irreversible" y que se está estudiando cómo hacerla para que sea segura y destacó la conducta cívica ejemplar de los ciudadanos de Madrid ante las incomodidades provocadas. "Solicitamos comprensión a los ciudadanos porque habrá que adecuar en las próximas horas el servicio de estos transportes a la suspensión de las restricciones", añadió, "y porque se mantendrán las restricciones en la línea 6 al pasar su trazado por debajo de Raimundo Fernández Villaverde, dentro del área de seguridad". Las líneas 10 y 8 vuelven a la normalidad, y se levantan las restricciones de utilización del túnel Atocha-Chamartín, lo cual permitirá prestar servicio de Cercanías, según explicó el regidor tras una reunión en la que estuvieron presentes los responsables de las compañías afectadas.

En la reunión se reconoció la "sobresaturación" de la línea 1 de Metro, especialmente en la estación de Tribunal, y en la estación de cercanías de Atocha, donde se registraron un 7% más de entradas pero un 30% más de salidas, lo que se verá aliviado por la normalización del servicio en Nuevos Ministerios donde sólo habrá un acceso hábil. Las decisiones adoptadas se mantendrán "hasta que nuevos informes", los que presumiblemente faciliten bomberos y técnicos de Protección a la Edificación cuando visiten el edificio el miércoles, "nos permitan adoptar otras, en plena garantía de seguridad", dijo.

Sigue cerrada al tráfico Raimundo Fernández Villaverde, lo que obliga a mantener los itinerarios alternativos de las líneas de autobús que pasaban por la zona, pero se autoriza el uso de los túneles de Azca para carga y descarga y para los usuarios de los edificios del complejo, salvo los accesos de Agustín de Betancourt y de Raimundo Fernández Villaverde, que seguirán cerrados.

"Cualquier nuevo dato nos obligaría a revisar esas decisiones", según el regidor, "pero en principio los datos nuevos se derivarán del informe que realicen bomberos y técnicos sobre lo que nos sigue preocupando: el estado estructural de la torre Windsor".

Ruiz-Gallardón calificó la situación que ha vivido la ciudad de "crítica y catastrófica", pero destacó tanto la "ejemplar conducta cívica" de los madrileños como "la colaboración que hemos recibido de los propietarios y gestores de los edificios más cercanos al Windsor y el ala Norte de Nuevos Ministerios".

El regidor no descartó de forma tajante el posible desplome del edificio siniestrado: "Miramos las próximas horas con la esperanza de que se pueda realizar ese trabajo de demolición sin riesgos para las personas, e intentando devolver la normalidad a la ciudad, que ha estado a la altura de los protagonistas de estos días: bomberos, sanitarios, policías nacionales y municipales, y el resto de funcionarios de la tres administraciones".

Se ha decidido que el Ayuntamiento de Madrid realizará la demolición por ejecución sustitutoria con cargo a la propiedad del edificio "para garantizar la plena garantía de la demolición y ante la singularidad y complejidad del área afectada", en la que por ahora seguirán trabajando los bomberos.

En cuanto a las causas del suceso, Ruiz-Gallardón explicó que "siguen abiertas todas las investigaciones tanto de la policía como de los bomberos, pero en estos momentos no conocemos cómo empezó el incendio".