La Fundación Giménez Abad abre en Uruguay una «escuela de gobierno»

R. P.ZARAGOZA. Expertos en Administración pública, instituciones y politología se encargarán de formar a quienes un día estén llamados a desempeñar responsabilidades de gobierno en Uruguay. Será una

Actualizado:

R. P.

ZARAGOZA. Expertos en Administración pública, instituciones y politología se encargarán de formar a quienes un día estén llamados a desempeñar responsabilidades de gobierno en Uruguay. Será una auténtica «escuela de gobernantes», que nace con financiación y asistencia técnica aragonesas, a través de la Fundación Giménez Abad, vinculada a las Cortes de Aragón y creada en memoria del que fuera Letrado Mayor de esta Cámara y presidente del PP aragonés, Manuel Giménez Abad, asesinado por ETA.

Esta fundación y el Parlamento de Uruguay han firmado un convenio por el que ambas entidades unirán sus esfuerzos en la creación de la Escuela de Gobierno.

El objetivo pasa por crear cuadros de políticos o profesionales que dispongan de una alta cualificación con la que encarar en el futuro responsabilidades en el Ejecutivo de este país iberoamericano. Para velar por el correcto funcionamiento del proyecto, se ha previsto la cosntitución de una Comisión de Seguimiento formada por representantes del Parlamento uruguayo y de la Fundación Giménez Abad.

Becas para los alumnos

El convenio prevé igualmente la creación de un determinado número de becas periódicas con el que favorecer la asistencia de los alumnos de la escuela a los cursos, jornados y seminarios que sean organizados por el Parlamento de Uruguay o por la Fundación Giménez Abad. Esas becas también permitirán financiar estancias de esos mismos alumnos en parlamentos de otros países, con lo que acumular experiencias útiles para su formación como futuros gobernantes.

El presidente del Parlamento de Uruguay, Enrique Pintado, afirmó que el reto es ser «más eficaces y más eficientes» en la tarea de gobierno, pero «sin perder ese contacto con la gente y ese representar a la gente, que significa asumir una responsabilidad que democráticamente los ciudadanos te otorgan».