«La Tigresa» llega a España en 2001 tras ser entregada por Francia
«La Tigresa» llega a España en 2001 tras ser entregada por Francia - EFE

Las frases del arrepentimiento de la histórica etarra «la Tigresa»: «Pido perdón de corazón a las víctimas»

El juez de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional otorga un permiso de 3 días a la terrorista alejada de ETA

MadridActualizado:

«Me duelen todos, absolutamente todos los muertos, me duelen los padecimientos de sus familias y seres queridos y de todo lo que se les privó». Con estas palabras de arrepentimiento se expresa sobre las víctimas del terrorismo la histórica etarra Idoia López Riaño, que perteneció al «comando Madrid» (uno de los más sanguinarios de la historia de ETA) y ahora arrepentida y alejada de la banda, en diversos escritos enviados a la Audiencia Nacional.

Por ello, la etarra expulsada de la banda terrorista -conocida como «la Tigresa» o «Margarita» en sus años de pistolera- disfrutará de un permiso para salir tres días de prisión gracias a su clara desvinculación de ETA, su correcto comportamiento en prisión y su manifiesto perdón a las víctimas. Estas expresiones, y otras lanzadas en otros escritos de diversas fechas, constan en un auto del juzgado central de vigilancia penitenciaria de la Audiencia Nacional, del que es titular el magistrado José Luis Castro, al que accedió ABC.

«El dolor que yo siento, he sentido y sentiré el resto de mi vida no se limita ni se limitó nunca a las víctimas de los atentados en los que yo sí tomé parte activa, sino que va más allá y de manera mucho más terrible y dolorosa, por las víctimas de los atentados que no pude evitar», asegura «la Tigresa» en uno de estos mensajes.

El magistrado, que cuenta con el apoyo de la Fiscalía, considera que la terrorista arrepentida no ha protagonizado «incidente negativo alguno» durante los permisos que le concedieron para sacarse el carné de conducir y que desde mediados de 2015 reconoce toda su actividad delictiva, y no solo 2 de los 23 asesinatos por los que le condenaron. «La Tigresa» admite de forma clara la renuncia a la violencia, el daño causado por ETA y está pagando la responsabilidad civil que le impusieron en sus condenas, además.

El Ministerio Público no se opuso a la concesión del permiso y valoró que «la Tigresa» se encuentra «a punto» de cumplir su condena, cuyo cierre está previsto para el 8 de diciembre de 2017. Esto significa, alega la Fiscalía, que la antigua integrante del «comando Madrid» ha cumplido tres cuartas partes de su condena, que tiene el límite máximo por ley en los treinta años de cárcel López Riaño entró en ETA en 1984, fue detenida en Francia en 1994, participó, entre otros muchos atentados, en la colocación del coche bomba en la plaza madrileña de la República Dominicana que mató a doce guardias civiles en enero de 1986.

Durante el permiso, no podrá acercarse a las víctimas. El juez impone una serie de condiciones a la concesión: «la Tigresa» deberá firmar cada día en la sede de la Policía más cercana a su domicilio y en el lugar donde disfrute del permiso no podrá coincidir con las víctimas del terrorismo o familiares. «El buen uso del mismo será elemento valorativo para los permisos pendientes de resolución».