Franco se lleva de calle al «Chiki Chiki»

ROBERTO PÉREZZARAGOZA. Illueca es una pequeña, pero conocida localidad de la provincia de Zaragoza. Y lo es por no pocos motivos, alguno de ellos de histórica relevancia. El más destacado, haber sido

Actualizado:

ROBERTO PÉREZ

ZARAGOZA. Illueca es una pequeña, pero conocida localidad de la provincia de Zaragoza. Y lo es por no pocos motivos, alguno de ellos de histórica relevancia. El más destacado, haber sido el lugar en el que nació el Papa Luna y al que sus restos mortales volvieron tras fallecer en Peñíscola. Y conocida es también esta población por concentrar la gran mayoría de las industrias de calzado que hay en Aragón. En las últimas semanas, sin embargo, la cuna del Papa Luna ha estado «revolucionada», social y mediáticamente.

Todo surgió cuando un joven edil de la localidad, Rubén Redondo, de Chunta Aragonesista (CHA), lanzó la idea de cambiar de nombre la todavía denominada calle del General Franco y rebautizarla como calle del «Chiki Chiki», el título de la peculiar composición que este año representará a España en el Festival de Eurovisión, a cargo del artista Chiquilicuatre.

Lo que empezó siendo una anécdota ha acabado molestando a algunos. Y, entre ellos, el que desde luego en nada se ha manifestado sonriente ha sido el propio alcalde de Illueca, el socialista Fernando Escribano. Ayer consideró que había llegado la gota que colmaba el vaso y decidió zanjar de una vez por todas el asunto. Confiaba en que al final todo se fuera apaciguando, pero no ocurrió así. Alguien filtró que ayer lunes iba a celebrarse Pleno municipal en el que debatir y votar el nuevo nombre para la calle. Y las calles de Illueca se fueron llenando por la mañana con un buen número de periodistas, cámaras de televisión incluidas y planes de conexiones en directo para programas nacionales.

El alcalde consideró que todo se había llevado bastante lejos y que Illueca corría el peligro de convertirse en argumento de guasa nacional. El primer edil barajó la convocatoria de un Pleno extraordinario para zanjar de una vez el revuelo, pero al final optó por no hacerlo. Aseguró que el concejal de CHA no había presentado ninguna moción ni solicitud oficial para ese cambio de nombre de la calle. Y como no había propuesta formal que votar, no hacía falta convocar Pleno para ello. Y se acabó la discusión.

Franco le ha ganado el envite al «Chiki Chiki» en la placa de esta calle illuecana. Pero sólo al «Chiki Chiki». El alcalde afirma que, por supuesto, se puede considerar eliminar el nombre del dictador de esa vía pública, que lo vería normal. Pero, subraya, «lo primero que hay que aplicar es la sensatez y la seriedad, no con propuestas surrealistas o fuera de lugar y, a ser posible, con el consenso de los vecinos, en particular de los vecinos de esa calle».