Francisjo Javier Jiménez-Ugarte: «No hay relación entre la actuación del Ministerio y el accidente»

Es el responsable de coordinar los asuntos relacionados con el accidente del Yak-42. Asegura que no les preocupa la demanda de la asociación de familiares, que el objetivo del Ministerio es que se conozca la verdad y que se ha atendido todo lo mejor posible a los familiares de las víctimas

TEXTO: ÁNGEL GARCÍA MORENO FOTO: SIGEFREDO
Actualizado:

-¿Les preocupa la denuncia?

-Supimos que se iba a presentar en agosto cuanto nos reunimos con los abogados de la asociación. En septiembre lo reiteraron y llevábamos tiempo esperando a que se presentara. No nos preocupa. Es una decisión libre de los abogados de algunas de las familias -las de la asociación- y nos parece bien que las instituciones legales también sean involucradas por quien cree que es necesario en este caso.

-¿Ha habido omisión en los controles que hubieran podido evitar el accidente?

-En el trabajo que he podido hacer durante todos estos años tengo la sensación de que el comportamiento de la administración militar no incide en ningún supuesto del Código Penal, especialmente tras la reciente reforma donde lo que se penan son las acciones con dolo o las de omisión directamente relacionada con el resultado. Pero no una acción culposa, que sería una mera negligencia, que tampoco, en mi opinión, se ha dado.

-También se anuncia una reclamación de exigencia patrimonial

-Hemos debatido de ello con los abogados y no coincidimos en su planteamiento. Para que haya una responsabilidad patrimonial del Estado hace falta un nexo causal entre una acción u omisión de éste y el accidente que origina y causa la muerte de tantas víctimas. Hemos estudiado los casos y no vemos que exista ese nexo causal. Las causas del accidente son otras, pero no la elección del avión por Namsa y a través de la contratista Chapman. Creemos que legalmente no prosperaría, pero los abogados tienen otras posiciones y pueden defender lo contrario. También estamos tranquilos en este punto.

-Dice la asociación que la denuncia viene tras ir a un punto muerto en las conversaciones con el Ministerio y no poderse llegar a la verdad

-No. Eso no es correcto Al punto muerto conmigo y con el Ministerio no han llegado por la verdad. A los abogados se les ha dado toda la información que han pedido. Se les ha recibido aquí siempre que lo han solicitado y hemos tenido reuniones larguísimas de trabajo. No pueden decir que no hemos contribuido a que se conozca la verdad.

-Un familiar de una de las víctimas dijo que no iba a descansar hasta que se sepa la verdad

-Esa frase es coincidente plenamente con la que diría yo, los que están en la oficina de atención a los parientes, el jefe de las Fuerzas Armadas y el ministro. El ministro tampoco descansará hasta que no vea que el informe definitivo reitera la posición que hasta ahora se apunta de que las causas del accidente están en un error humano y no en las condiciones del avión, aeropuerto, pilotos, etc. Ese día todos descansaremos. El problema es que hay gente que, incluso después de que se diga eso, igual sigue sin querer descansar porque no lo cree.

-Han pedido también dimisiones

-El ministro declaró recién sucedido el accidente: «mi obligación es aclarar todo lo ocurrido e investigar toda la responsabilidad y asumir sus consecuencias cuando la investigación haya concluido». Añadió: «para mi la dimision sería lo más fácil. Si eso pudiera devolver la vida a cualquiera de los 62 militares muertos no hay duda de que lo hubiera hecho ya». Creo que es un comportamiento muy responsable. Si hubiese una responsabilidad grave por la cual se puediese determinar un error de gestión, el ministro ha dicho que asumirá responsabilidades políticas suyas si le corresponde y las que le corresponda asumir como ministro por errores que hubiesen cometido responsables militares del departamento.