Francisco Correa "negocia" impunidad para aparcar

El número uno y cabecilla de la trama Gürtel no pierde su actitud negociadora, ni cuando una...

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El número uno y cabecilla de la trama Gürtel no pierde su actitud negociadora, ni cuando una señal de tráfico le quita toda la razón. Tras el receso para comer, Correa vuelve a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, donde se juzga el caso Gürtel y lo hace en coche, junto al exsecretario de Organización del PP gallego, también imputado por la trama. Su coche estaciona en una zona prohibida, justo al lado de una señal de tráfico que señaliza la prohibición. Un agente se acerca para informar que está prohibido parar el coche en esa zona y Correa intenta negociar con el agente, "dos minutos", le espera. El agente termina haciendo la vista gorda, al ver que del coche baja el invidente abogado de Crespo, Miguel Durán, quien necesita ayuda para salir de manera segura del vehículo y dirigirse a la acera sin el bastón.