Francia investiga un robo de explosivos en la misma empresa asaltada por ETA en 2001

Dos individuos armados interceptaron un camión que había salido de las instalaciones con 200 kilos de material. «Ningún elemento apunta» a la implicación de la banda terrorista, según fuentes de la investigación

MADRID Actualizado:

La Policía francesa investiga un robo de explosivos cometido en la mañana de este jueves cerca de Grenoble en una operación que «en principio» no tiene que ver con la organización terrorista vasca. Dos individuos armados se apoderaron de unos 200 kilos de explosivo que eran transportados en un camión de la empresa Titanite, la misma que fue asaltada por ETA en 2001.

Ver mapa más grande

Fuentes de la investigación han destacado a Efe que «en principio» se descarta la pista de ETA detrás de este suceso, que se produjo hacia las 06.00 hora local en Veurey-Voroize, en el departamento de Isère (sureste de Francia). «Ningún elemento apunta» a la implicación de la banda terrorista, para la que el procedimiento utilizado «sería muy original», indicaron las fuentes. La Gendarmería francesa se ha hecho cargo de las investigaciones y está interrogando al conductor del vehículo asaltado.

Los miembros de ETA «normalmente no son originales» en sus acciones, sino que más bien tienen un comportamiento pautado que no concuerda con la sustracción del camión, añadieron. Los primeros testimonios apuntan a que fue una persona encapuchada la que a punta de pistola se llevó el vehículo de la empresa Titanite cargado «con una cantidad importante» de explosivos de la planta de Veurey-Voroize, a una quincena de kilómetros al noroeste de Grenoble.

El camión apareció poco después a tan solo unos cientos de metros de allí, pero en la caja no estaban todos los explosivos. Titanite, que fabrica explosivos para la realización de obras públicas y la explotación de minas, fue objeto de robo en marzo de 2001 por parte de un comando de ETA, que se hizo con alrededor de 1,6 toneladas de dinamita de la planta de Isère. ETA ya se había hecho en septiembre de 1999 con otro cargamento de más de ocho toneladas de dinamita de la misma compañía, en ese caso en sus instalaciones de Plévin, en Bretaña (noroeste de Francia).