El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el centro de la imagen; a la derecha, el exconsejero preso Raül Romeva
El presidente del Parlament, Roger Torrent, en el centro de la imagen; a la derecha, el exconsejero preso Raül Romeva

La Fiscalía se opone a que los exconsejeros presos del «procés» comparezcan en el Parlament

Turull, Rull y Forn piden a Torrent que «haga todo lo posible» para que puedan ir a la comisión de investigación del 155

MadridActualizado:

Los fiscales del «procés» se han opuesto este jueves a que los exconsejeros de la Generalitat que están en prisión preventiva y a punto de ser juzgados por rebelión, comparezcan en la comisión de investigación del 155 en el Parlamento de Cataluña, tal y como ha solicitado el presidente de esta Cámara, Roger Torrent.

Según informaron fuentes del Ministerio Público, el el escrito presentado ante la Sala Penal del Supremo, los fiscales se oponen a que esa declaración se produzca, tanto de forma presencial como por videoconferencia.

El tribunal del 1-O aún no ha tomado una decisión sobre esta petición que realizó Torrent el pasado 27 de diciembre en un escrito en el que indicaba que los parlamentarios habían citado al exvicepresidente Oriol Junqueras y a los exconsellers Josep Rull, Jordi Turull, Joaquim Forn, Raül Romeva y Dolors Bassa el próximo 22 de enero como testigos de la aplicación del 155 en Cataluña.

El escrito del presidente del Parlament también fue remitido a los propios presos y a la consellera de Justicia, Ester Capella, de cuyo departamento dependen las prisiones catalanas.

Por su parte, Turull, Rull y Forn han manifestado su «plena disposición e interés» para comparecer en esa comisión parlamentaria y han pedido al presidente del Parlament, Roger Torrent, que haga todo lo posible para que así sea.

La comisión de investigación del artículo 155 de la Constitución acordó para el 22 de enero las comparecencias de los exconsellers que siguen en prisión preventiva a la espera del juicio del "procés".

En una carta que los tres han enviado desde la prisión de Lledoners (Barcelona), la misma a cuya directora «indultó» ayer el Supremo por el permiso que dio a Rull son autorización judicial, piden a Torrent que, «en aquello que sea de sus competencias y atribuciones», haga todo lo que «sea posible para que se lleve a cabo» la comparecencia.