El líder del PP, Pablo Casado, junto al secretario general, Teodoro García Egea, en una reunión en Génova - EFE/ VÍDEO: ATLAS

El fiscal no ve ningún indicio sólido para investigar a Casado

El PP celebra el escrito del Ministerio Público y dirige el foco hacía la tesis de Sánchez

MadridActualizado:

Ni indicios «sólidos» ni «consistentes». El escrito que la Fiscalía ha presentado ante la Sala de Admisión del Tribunal Supremo es contundente: no hay razón alguna para investigar al presidente del PP, Pablo Casado, por el máster que en el curso 2008-2009 cursó en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Desde ayer, el Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha quedado con menos munición para disparar contra el jefe de los populares con un doble objetivo: tapar las miserias internas por los plagios de su tesis destapados por ABC, e intentar sacar beneficio electoral a un pronunciamiento tardío por parte de la justicia.

Al menos esto último no va a suceder: los magistrados de la Sala Penal del Supremo ya tienen sobre la mesa el informe del Ministerio Público, por lo que en los próximos días decidirán si abren o no una investigación a Casado. A la vista de los precedentes de exposiciones razonadas contra aforados en el Supremo, fuentes del Alto Tribunal señalan que sería excepcional que, con la Fiscalía a favor del archivo, la Sala Penal abra una investigación por presunta prevaricación administrativa y cohecho.

Reproche a la juez

En su informe, de ocho páginas, la casi recién estrenada Fiscalía de María José Segarra, propuesta por la ministra Dolores Delgado –la misma que en el Congreso dijo que si Casado no fuera aforado estaría imputado–, el teniente fiscal del TS, Luis Navajas, señala que los indicios contra el líder de los populares «ni son lo suficientemente contundentes, sino todo lo contrario, ni aportan un nivel suficiente de solidez que permita aconsejar la apertura de un procedimiento».

«No existe dato alguno que avale, ni siquiera de forma indiciaria, y al menos en relación con Casado, la afirmación» de que el director del máster, el imputado Enrique Álvarez Conde, se concertó con un grupo de alumnos para otorgarles de forma arbitraria el título del máster de derecho autonómico y local.

Aunque Navajas califica de «prudente» la actuación de la juez de Madrid que remitió el caso al Alto Tribunal, a renglón seguido le reprocha que «a la hora de construir su tesis» sobre la supuesta participación de Casado como cooperador necesario en el delito de prevaricación administrativa, «obvie completamente los requisitos y exigencias que el respecto exige la doctrina» de este tribunal.

Sobre la cooperación necesaria en el delito de prevaricación administrativa, subraya que comportamientos «neutrales» como el que habría tenido Casado «no pueden ser tenidos en cuenta a efectos de causalidad si no tienen un sentido objetivamente delictivo». Los argumentos de la instructora no son suficientes, concluye, para abrir una causa que en todo caso sería «prospectiva», «al no existir indicios incontestables de la existencia de responsabilidad penal por parte del aforado ni haber quedado acreditado que existiera concierto de Casado con cualquiera de los demás investigados».

Respecto al cohecho, cuya prescripción ya avanzó la juez de Madrid –salvo que se considerara que está en concurso con el de prevaricación–, la Fiscalía apunta que «podría plantearse la comisión» de este delito, pero al no haber indicios de esa presunta prevaricación «no podemos profundizar más en esta cuestión».

«Casado fue recibido entre aplausos y ovaciones por parte de los líderes populares regionales»

Así las cosas, ayer en Génova todos se frotaban las manos con el escrito del Ministerio Público. El presidente del PP fue recibido entre aplausos y ovaciones por parte de los líderes populares de las diferentes comunidades autónomas, que se habían reunido en la sede nacional para preparar el año político que arrancó este mes.

El secretario general del partido, Teodoro García Egea, celebró la noticia asegurando que las dudas sobre la «honorabilidad» de Casado se despejan porque «la verdad se abre camino poco a poco». Así lo expresó en una rueda de prensa que le sirvió al Partido Popular para dirigir el foco hacía la tesis doctoral plagada de plagios del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que ayer éste les acusara desde Austria de «hacer oposición haciendo ruido».

«Que se retracten»

García Egea consideró que el informe de la Fiscalía sirve para que los argumentos de los «detractores» se hayan desmontado «con hechos». Un escenario, insistió, que no se encuentra en el caso del presidente ni en un Ejecutivo «que se cae a trozos». Por ello, invitó a todos los que «lincharon» a Casado que «se retracten o, al menos, practiquen la prudencia».

Los populares se muestran confíados de que la Sala II archivará pronto el caso máster que, según explican, no piensan darle más importancia de la que tiene por ser un tema «anecdótico» y porque existen cuestiones que preocupan mucho más a la formación.

García Egea, preguntado por si Casado enseñará ahora los trabajos con los que aprobó el postgrado en la URJC, negó la necesidad y esquivando la cuestión instó a Sánchez a que salga a la palestra y esclarezca las dudas sobre su tesis. «Sólo falta que el señor Sánchez tenga la honorabilidad de Casado y dé la cara», aseguró el secretario general. «El presidente se esconde y sus socios empiezan a retirarle el apoyo», continuó. Sin embargo, el número dos del PP reconoce que el Ejecutivo aun sigue teniendo cómplices -Podemos, ERC y Bildu- que le blindan y no piden su comparecencia en el Congreso.

«Si Sánchez no explica los plagios en su tesis cuanto antes pediremos que comparezca en el Senado»

En este contexto, en el PP advirtieron que utilizarán su mayoría en la Cámara Alta si Sánchez no da explicaciones. «Que explique por qué se iba a querellar contra los medios que denunciaron sus plagios y ahora no, que se dedique a gobernar y dar explicaciones... Y si no lo hace pediremos que comparezca en el Senado», protestó García Egea.

Asimismo, en relación con el apartado del escrito en el que se apunta a un posible delito de cohecho por parte del líder popular, aunque ya prescrito, Garcia Egea no entró en valoraciones porque «respetan la decisión de la Fiscalía». Tampoco quisieron hacer consideraciones en Génova sobre la investigación que la juez Carmen Rodríguez-Medel abrió contra la exministra Carmen Montón por su caso máster. «El principal partido de España no puede estar en eso, corrigiéndole las notas a Montón», zanjó el secretario general.