La ficción nacional y los «realities» seguirán dominando en la TV que vieneCasas soñadas y castillos de pesadilla

F. PÉREZ
Actualizado:

MADRID. No esperen muchas sorpresas en el futuro del panaroma televisivo, al menos en el más inmediato. La televisión que nos espera será muy parecida a esa que ahora nos desespera a veces. Las grandes apuestas de las cadenas para lo que resta de curso volverán a ser productos consolidados que regresan tras su periodo de hibernación, nuevas series nacionales cada vez más decantadas hacia la comedia enmarcada en el ámbito familiar y los «realities» nuestros de todo el día.

En el apartado de nuevos proyectos de ficción, TVE ya ha comenzado el rodaje de dos series. «Diez en Ibiza» recreará la aventura de dos familias de clase media que disfrutan de un año sabático en Ibiza. Ángel de Andrés López, Emma Ozores, Ramón Langa y Cristina Higueras son los protagonistas de esta comedia que apuesta por los exteriores y el tono surrealista.

Más novedoso en su formato se presenta el regreso de Lina Morgan a la pública. La actriz lleva semanas rodando «¿Se puede?», serie compuesta por 52 «sketches» sin continuidad argumental, que se emitirán a razón de cuatro por capítulo y en los que promete un rotundo cambio de registro. Junto a ella, actores de peso como Sancho Gracia o Agustín González. Los guiones, a cargo de Mingote, Armiñán y Jose Luis Coll, entre otros.

Antena 3 también apuesta por el género de moda con «Mis adorables vecinos», que comienza mañana su rodaje. Protagonizada por Miriam Díaz Aroca y Paz Padilla, la serie reflejará el choque entre dos familias muy diferentes, «Los Sánchez» y «Los Sandoval», obligadas a convivir, por uno de esos extraños mecanismos del azar, en una urbanización de lujo.

Algo más de riesgo parece vislumbrarse en lo referente a telefilmes y miniseries. Telecinco prepara «TV movies» con actores muy reconocibles, como «Mar Rojo» (un «thriller», con Maribel Verdú encarnando a una bailarina de «peep show») y «Mis queridas víctimas», en la que Fernando Guillén Cuervo será un asesino en serie. TVE rueda también una de esas miniseries de calidad con las que adorna a veces su parrilla. «Las cerezas del cementerio», adaptación de la novela de Gabriel Miró, será dirigida por Juan Luis Iborra e interpretada por Cecilia Roth.

En los próximos meses volverán también las series más consolidadas. En Antena 3 aparcarán su descanso «Aquí no hay quien viva», que ya tiene rodados varios capítulos de su nueva remesa, y «Un paso adelante», con la incoporación de Esther Arroyo como nueva profesora. El regreso de «Cuéntame» vendrá marcado, según Imanol Arias, por una reducción del número de capítulos en favor de la calidad, lo que implicará una mayor fluidez temporal en las tramas que facilitará su gran objetivo, llegar a 1975.

Por su parte, «Hospital Central» apostará por sonoros secundarios como Lolita y López Vázquez. Además, Alicia Borrachero será fija en la plantilla del centro, al que llegará además una nueva enfermera, Leticia Dolera.

El indudable resurgir de la ficción nacional no implicará el fin de la era de los «realities». En mayor o menor medida, las cadenas seguirán apostando por este formato para conseguir un producto barato de razonable rendimiento y que sirva además para articular el gruesos de sus parrillas. Telecinco ya tiene abierto el cásting de un programa, producido por Zeppelin («Gran Hermano»), en el que siete parejas se disputarán la casa de sus sueños. Sin embargo, Antena 3 será la que rice el rizo con un «reality» en el que varios videntes convivirán en un castillo. Algunos candidatos, como Octavio Acebes o Rappel ya han negado rotundamente que vayan a participar en el espacio, producido por Gestmusic («Hotel Glam»). En TVE, ya se ha anunciado la segunda entrega de «Eurojunior», la versión de bolsillo de la congelada «Operación Triunfo».