Pedro Sánchez presidió la toma de posesión de De la Vega - Foto: EFE | Vídeo: EUROPA PRESS

Fernández De la Vega toma posesión como presidenta del Consejo de Estado

Se convierte en la primera mujer en ocupar el cargo y lo hace con un discurso apelando a la igualdad entre hombres y mujeres

MadridActualizado:

María Teresa Fernández De la Vega ya es la nueva presidenta del Consejo de Estado. La exvicepresidenta del Gobierno ha prometido su cargo hoy jueves como máxima responsable del principal órgano consultivo en una ceremonia presidida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Un acto al que han acudido una decena de ministros y las principales autoridades del Estado.

Ceremonia solemne en la que Fernández De la Vega ha querido comenzar recordando a sus dos últimos antecesores en el cargo, Francisco Rubio Llórente y José Romay Beccaría. Durante su intervención ha destacado el papel del Consejo de Estado «por encimo de partidismos e ideologías», a la vez que ha agradecido a Pedro Sánchez haberla propuesto para el cargo, señalando que dedicará «todo mi afán en no defraudar la confianza».

Su discurso ha tenido como eje fundamental la cuestión de la igualdad entre hombres y mujeres. Fernández De la Vega ha defendido que la presencia igualitaria de mujeres y hombres en el poder «no solo es una cuestión de justicia, que los es, sino también de calidad democrática». «Hay que aprovechar el talento de la mitad de la sociedad», ha dicho la nueva presidenta del Consejo de Estado, insistiendo en la necesidad de un papel proactivo: «Reivindicar la igualdad no es borrar la diferencia, sino erradicar la discriminación».

Fernández De la Vega ha dicho que el Consejo tiene que avanzar al ritmo de la sociedad y contribuir así a legitimar al Estado, como dique los «diferentes tipos de populismos», que son, ha dicho, «la expresión política de pasiones negativas como el miedo, la envidia o el rechazo, efectos corrosivos sobre la convivencia pacífica».

Ha cerrado el acto con un breve discurso el presidente Sánchez, que ha destacado que la nueva presidenta sabe «lo que significa abrir caminos en la larga lucha por la igualdad de genero». Y ha destacado que «representa como nadie el compromiso de la igualdad» en un momento en que «la sociedad demanda de los poderes públicos la aplicación a las normas de acuerdo del espíritu de los tiempos».