ABC
Barómetro de GAD3 para ABC

Feijóo parte como favorito entre los votantes del PP para suceder a Rajoy

Sáenz de Santamaría pisa los talones al presidente de la Xunta entre el conjunto de los electores, por delante de Cospedal, Pastor o Casado

MadridActualizado:

El Partido Popular pone hoy fecha al congreso extraordinario que deberá elegir al sucesor del que ha sido su presidente en los últimos 14 años, Mariano Rajoy. Los posibles candidatos guardan silencio y esconden sus cartas, a la espera de que se abra el plazo oficial. Pero los votantes del PP, y el conjunto de los electores españoles, ya tienen un claro favorito: Alberto Núñez Feijóo. Según el último barómetro de GAD3 realizado para ABC, el presidente de la Xunta de Galicia es el que concita más apoyos ahora mismo entre los simpatizantes populares, y solo consigue hacerle algo de sombra Soraya Sáenz de Santamaría.

En su despedida ante los suyos, Mariano Rajoy dejó claro que la época del «dedo divino» es cosa del pasado también en el PP. El aún líder del partido evitó señalar a nadie ni dar ventaja a ninguno de los posibles aspirantes. Renunció a introducir cambios en el grupo parlamentario o el partido y dejó la tarea de la renovación a su sucesor. «Estaré a la orden de quien elijáis», advirtió el expresidente del Gobierno, que hoy presidirá la Junta Directiva Nacional, y que será el moderador de todo el proceso, con la «justa» intervención.

Sin «dedazo»

La ausencia de «dedazo» por primera vez deja muy abierto el congreso nacional extraordinario del PP, donde se estrena el sistema de doble vuelta. Cualquiera que presente cien firmas de militantes puede presentarse y se someterá a dos votaciones: primero se pronunciarán los afiliados inscritos, y después los compromisarios. En los últimos días se han multiplicado las voces del PP que piden una candidatura de «integración» para evitar una guerra cainita, pero ahora mismo están abiertas todas las posibilidades.

En las quinielas aparecen nombres como el de Alberto Núñez Feijóo, Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, Ana Pastor o Pablo Casado. El político gallego, con tres mayorías absolutas en su haber y sin enfrentamientos internos, inicia la carrera en buena posición. El 37 por ciento de los votantes del PP creen que Feijóo debería ser el candidato del PP a la presidencia del partido. También es el preferido entre el conjunto de los electores, aunque en este caso el apoyo desciende de forma considerable, hasta el 22 por ciento.

Alberto Núñez Feijóo en una imagen de archivo
Alberto Núñez Feijóo en una imagen de archivo - EFE

La segunda candidata preferida por los simpatizantes del PP es la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría: tiene el respaldo del 23,1 por ciento de los votantes populares, casi 14 puntos menos que Feijóo. La mano derecha de Rajoy en todos sus Gobiernos, y ahora mismo diputada rasa en el Congreso, se acerca mucho más al presidente de la Xunta cuando se pronuncian el conjunto de los electores, y no solo los del PP: el 20,3 por ciento cree que sería la mejor candidata del partido, solo 1,7 puntos por debajo de Feijóo.

Con estos resultados, y siempre que ambos presentaran su candidatura y por separado, Feijóo y Santamaría pasarían a la segunda vuelta de las votaciones del PP, tras el filtro de los militantes. Serían los compromisarios, elegidos también por los afiliados, los que tendrían que decidir quién será el presidente del partido.

Segunda vuelta

Pero en la línea de salida del congreso extraordinario del PP aparecen más nombres, como el de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal. La exministra ha evitado desvelar, por ahora, sus intenciones y ha subrayado que decidirá lo que sea «mejor para el partido». En el barómetro de GAD3, Cospedal tiene el apoyo del 7,6 por ciento de los votantes del PP, y el 4,4 por ciento del conjunto de los electores.

El enfrentamiento indisimulado entre Santamaría y Cospedal será una de las claves en este proceso por la sucesión de Rajoy que se abre hoy mismo. El expresidente del Gobierno ha tenido mucho cuidado en mantener siempre el equilibrio entre ambas. Pero es ahora cuando podría llegar el choque total. En el partido temen esta posibilidad y en el Grupo parlamentario advierten del riesgo que supondría una división para la tarea de oposición.

Santamaría (izd.) y Cospedal (dcha.) separadas por una silla vacía
Santamaría (izd.) y Cospedal (dcha.) separadas por una silla vacía - Jaime García

Pelea interna

Es precisamente esa mala relación la que complica la posible candidatura de una y de otra, hasta el punto de poder quedar anuladas las dos. Una posibilidad que les quedaría sería integrarse en otra candidatura de unidad, como una encabezada por Feijóo.

En todo caso, si Cospedal y Santamaría decidieran presentarse por separado, con los datos de este barómetro en la mano la secretaria general no pasaría el primer corte, el de la votación de los afiliados inscritos. Los estatutos del PP prevén que «serán proclamados candidatos a la presidencia del Partido, para su elección por los compromisarios en el Congreso, los dos precandidatos que hubiesen obtenido el mayor número de los votos válidos emitidos por los afiliados». Y en este caso serían Feijóo y Santamaría.

El cuarto posible nombre que cuenta con más respaldo entre los votantes del PP para presidir el partido es el de Ana Pastor. La presidenta del Congreso tiene el apoyo del 5,8 por ciento de los simpatizantes populares, pero las adhesiones que consigue aumentan cuando se pregunta al conjunto de los electores: el 8,4 por ciento del total consideran que Pastor debería ser la nueva presidenta del PP.

Los otros candidatos

El quinto nombre que aparece, a priori, en las quinielas de la disputa por la presidencia es el del vicesecretario general de Comunicación del PP, Pablo Casado, el más joven de todos, con 37 años. El político natural de Palencia tiene el apoyo del 4,1 por ciento de los votantes del PP para ser el candidato a liderar esta formación, y solo del 3,2 por ciento del conjunto de los electores. Estos datos pueden alejarle de la competición interna.

En los últimos días, ante la falta de confirmación de ninguna de las candidaturas, se ha hablado también de la posible aparición de un «tapado», que tendría que ganarse un apoyo mayoritario en tiempo récord, pues el congreso extraordinario puede celebrarse en apenas un mes. En las redes sociales han aparecido plataformas de apoyo a nombres como el del exministro de Fomento Íñigo de la Serna, e incluso el del exministro José Manuel García Margallo, quien ha dejado muy clara, de entrada, su oposición a una candidatura de Santamaría.