Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo - EFE
Política

Feijóo mantendrá la neutralidad en la lucha por la sucesión en el PP

El PP gallego, la cuarta delegación con mayor número de compromisarios, no se posicionará hacia ninguno de los siete aspirantes. El presidente gallego niega temer más fotos comprometidas sobre su pasado.

MadridActualizado:

Desde ayer por la mañana, el PP tiene siete candidatos para liderar el partido tras la marcha de Mariano Rajoy. Y Alberto Núñez Feijóo, el gran deseado en la carrera sucesoria y que el lunes anunció que no participaría en la misma, no va a posicionarse a favor de ninguno, al menos en el actual momento del proceso. «Primero vamos a que la gente vote –ha declarado esta mañana en una entrevista con Carlos Herrera–. Una vez que sepamos lo que la gente piensa podemos decir lo que pensamos nosotros». Feijóo ha terminado diciendo que no le parece «bueno» que los principales nombres del partido muestren sus preferencias con la intención de condicionar el voto. Un mensaje directo, por ejemplo, a Méndez de Vigo o Íñigo de la Serna, que mostraron ayer su apoyo a Soraya Sáenz de Santamaría.

El mensaje lanzado por Núñez Feijóo busca mantener al PP de Galicia en la más absoluta neutralidad dentro de la lucha por la sucesión, ya que la delegación gallega es la cuarta con más peso en el conjunto de España en número de compromisarios (327 de los 3.100 totales). Además, es la tercera en afiliados (101.000), sólo por detrás de Valencia y Andalucía. Por tanto, un pronunciamiento de la dirección regional en una u otra dirección podría tener un efecto en los resultados de las primarias.

Consciente de esta situación, Feijóo ya marcó la posición del partido este martes y se la ha reiterado esta mañana a Carlos Herrera, decretando una neutralidad que nadie en su dirección se va a saltar. Precisamente, este posicionamiento tan marcado busca evitar que los entornos de uno u otro candidato se atribuyan el respaldo de Galicia, como ha sucedido en las últimas horas. «Neutralidad absoluta», han asegurado a ABC fuentes de la dirección del partido. El propio Feijóo ha reconocido conversaciones con los principales favoritos en la carrera, Cospedal, Casado y Sáenz de Santamaría, pero no ha expresado su predilección por ninguno.

Sin miedo a dossieres

Entre la nómina de aspirantes hay quien todavía echa en falta a Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta anunció el lunes que no se presentará y hoy ha explicado parte de sus razones a Carlos Herrera. Al preguntarle si se veía con opciones de liderar el PP, Alberto Núñez Feijóo ha recordado cómo fue su llegada a la presidencia del partido en Galicia en el año 2006. «No es que estoy seguro de que fuera ganar –ha dicho–, pero ahora tengo más apoyos de los que tenía cuando me presenté para el PP de Galicia».

Durante meses, Feijóo parecía el mejor situado para un relevo pacífico en el Partido Popular. Sin embargo, su no participación en la carrera por la presidencia se ha interpretado de muchas maneras. Una de las teorías que se ha deslizado en los últimos días es que su renuncia se debe a un supuesto temor a la aparición de nuevas fotos comprometidas como las que tiene con el narcotraficante Marcial Dorado, tomadas en los años 90, y que vieron la luz en 2013.

«No es posible tener miedo a algo y ser presidente autonómico», ha dicho Feijóo en relación a ese rumor. «Esas fotos de hace 25 años no es que las haya explicado bastante, es que al menos aquí la gente está bastante harta de ese tipo de explicaciones».

Negado ese extremo, el presidente gallego ha insistido en los argumentos que dio hace días para no presentarse: «¿Tan difícil es de entender que alguien que ha sacado la única mayoría absoluta de España pueda ahora faltar a su palabra (...). Ya sé que no cotiza al alza la palabra dada (...). Pero la palabra dada y la coherencia tienen que rescatarse para la vida política».

Es de dominio público que Alberto Núñez Feijóo contaba con muchos apoyos dentro del partido en caso de acudir a la batalla por Génova. Él mismo lo ha reconocido: «De los compañeros que estábamos dudando si presentarnos o no solo yo tenía responsabilidades», ha dicho antes de explicar que el calendario ha jugado en su contra. «Si esta posibilidad se produce en el año 2020... Soy político, me gusta la política y el mayor honor que puedo tener como militante es presidir el Partido Popular».

«¿No cierra ninguna puerta?», le ha insistido Carlos Herrera. «Yo tengo un compromiso con Galicia hasta 2020, fin de la cita», ha respondido Feijóo. «Si los gallegos no me creyesen no me hubiesen dado la mayoría absoluta. Y los gallegos me creyeron».