Los favores militares de Sánchez a Rusia tensan su relación con EE.UU.

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La presencia de buques de guerra rusos en puertos españoles, donde atracan para repostar, no gusta en el ejecutivo de Donald Trump ni agrada a la OTAN.

Según Luke Coffey, director de Política Exterior de la fundación Heritage, uno de los «think thanks» conservadores más influyentes en la política norteamericana, «justo en un momento en el que los miembros de la OTAN están aumentando sus sanciones económicas sobre Rusia, expulsando a diplomáticos rusos e incrementando la seguridad en Europa del Este contra las amenazas de agresión de Rusia, es mal momento para que un miembro de la OTAN permita a ningún buque ruso entrar en sus puertos».