Las familias se sienten aliviadas

La confirmación absoluta de la empresa y del Gobierno les llegó minutos antes de la comparecencia de Zapatero

EFE
BILBAOActualizado:

Los marienros del 'Alakrana' se sienten "aliviados" pero "todavía no están muy animados" porque la liberación les ha cogido "por sorpresa" y "aún no lo creen mucho". Así lo ha explicado la hermana del capitán del atunero vasco, Argi Galbarriatu, apenas una hora después de hablar con él. Según ha manifestado, los tripulantes del buque están "con ganas de llegar a puerto".

En una multitudinaria rueda de prensa convocada de urgencia en el Ayuntamiento de Bermeo una hora después de que el Gobierno confirmara la liberación del atunero vasco, las familias de los tripulantes vascos han expresado sus primeras impresiones. Junto a Galbarriatu han comparecido otros familiares de los marineros y el alcalde de la localidad, Xabier Legarreta. De momento, ninguno de ellos ha podido precisar si los tripulantes liberados, que navegan rumbo a las Seychelles, se quedarán un par de días en el Índico o volverán inmediatamente a casa.

En la comparecencia ante los medios de comunicación, han reconocido que no esperaban que la liberación se produjera hoy, pero sí esta semana. Asimismo, han explicado que los negociadores del Gobierno "han cumplido el último plazo que les dimos", por lo que han decidido romper su silencio de los últimos días y salir ante la opinión pública. La hermana del capitán del buque secuestrado se ha mostrado convencida del acierto de la actitud mantenida por los familiares, señalando que en su momento fue "necesario" salir ante la opinión pública para reclamar la pronta liberación. Además, ha precisado que en todo momento se limitaron a cumplir lo que les pedían sus familiares secuestrados.

Galbarriatu ha querido aprovechar la ocasión para agradecer el apoyo "esencial" recibido por parte de la ciudadanía, de la empresa propietaria del 'Alakrana' y de los ayuntamientos más cercanos. En torno a la liberación, ha confirmado que los primeros rumores les habían llegado esta mañana por parte de los periodistas, explicando que la confirmación absoluta por parte de la empresa y del Gobierno no ha tenido lugar hasta minutos antes de la comparecencia del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. "Lo hemos vivido con sorpresa y muchos nervios", ha dicho. Los familiares también han adelantado que no se organizará un recibimiento "especial" a los marineros porque "no tendrán muchas ganas", aunque han asegurado que "no nos lo vamos a creer cuando les veamos".

Mezcla de emociones

Argi Galbarriatu ha explicado que la familia se encuentra "con una mezcla de emociones". "No sabemos si llorar o sacar la botella de champán. La gente que hasta ahora había estado muy fuerte, ahora está llorando como niños. El teléfono se nos va a fastidiar de un momento a otro", ha dicho. La alegría se palpa también entre los vecinos de Bermeo, donde reside la mayor parte de los tripulantes vascos. "Están todos como si fueran de su propia familia", ha asegurado. Aunque dice no tener noticias oficiales sobre los plazos para la llegada, se prevé que el 'Alakrana' arribe el jueves a Puerto Victoria (Seychelles), por lo que, los secuestrados podrían regresar a sus hogares el sábado, 21 de noviembre.

Los familiares del vecino de Ondarroa Francisco Valavés, natural de Isla Cristina (Huelva), han expresado su satisfacción porque "ya les han liberado, ya está", y han señalado que no realizarán ninguna declaración pública. En este sentido, los familiares de los tripulantes vascos han anunciado que comparecerán públicamente en una "breve" rueda de prensa en el ayuntamiento de Bermeo a las 4 de la tarde.

"Superfeliz"

María Ángeles Jiménez, esposa del tripulante del 'Alakrana' Gaizka Iturbe, ha declarado que hoy es un "día 'superfeliz' para todos, para los 36 (marineros secuestrados) y para los miles que están detrás". En declaraciones a los periodistas en el portal de su vivienda en Sestao (Vizcaya), María Ángeles ha destacado que los familiares están "muy felices" por el final del secuestro y ha señalado que fue informada de la liberación por la empresa armadora "un minuto antes" de que compareciera Zapatero.

La esposa de Gaizka Iturbe ha agradecido a los medios de comunicación el haber sido "respetuosos" y su "ayuda" para "llevar nuestras voces a donde queríamos que llegaran" y también ha destacado que la empresa armadora "no ha fallado ni un minuto" a los familiares de los tripulantes. La mujer, que aún no ha hablado con su esposo desde que ha sido liberado, ha dicho que ahora quiere celebrar "de una manera privada" el final de un secuestro que comenzó el pasado 2 de octubre.