El F-22, en primer plano, junto a un Eurofighter español - EJÉRCITO DEL AIRE | Vídeo: Vea el entrenamiento
DEFENSA

El F-22 de EE.UU. se adiestra junto a cazas españoles F-18 y Eurofighter

Por primera vez EE.UU. envía los F-22 «Raptor» a un adiestramiento con aviones del Ejército del Aire español

MadridActualizado:

Rara es la ocasión en la que Estados Unidos exhibe, con luz y taquígrafos, el arma más letal de su aviación militar: el caza F-22 «Raptor» que, por primera vez, realizó un ejercicio aéreo en España junto a Eurofighter y F-18 del Ejército del Aire. Fue el pasado jueves en la base aérea de Los Llanos (Albacete).

Este avión de combate, a diferencia de los otros estadounidenses (F-16 «Falcon», F-18 «Hornet» o el nuevo F-35 «Lightning II») es inexportable por lo que sólo la fuerza aérea estadounidense cuenta con él. Se lo reserva para seguir manteniendo su superioridad aérea en combate frente a otros aviones. Algo que pudieron comprobar los pilotos españoles durante el adiestramiento militar. Su velocidad máxima (supersónica) se estima en 2.200 km/h.

«Además, es posiblemente la plataforma de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) más avanzada en la actualidad, capaz de penetrar profundamente en territorio enemigo y transmitir los datos recogidos gracias a sus sensores», reconocen fuentes del Ejército del Aire español.

También es caro... y mucho. Fabricado por Lockheed Martin (la US Air Force cuenta con 187 aparatos), su precio se disparó entre 130 y 180 millones de dólares, siendo el primer caza de quinta generación en activo, con tecnología «stealth», es decir, «caza furtivo». Algo solo al alcance de EE.UU. que incluso paró su producción en tiempos de Obama. Se estudia ahora la viabilidad para volver a producirlo.

El F-22 en la base de Albacete
El F-22 en la base de Albacete - EJÉRCITO DEL AIRE

EE.UU. ha desplegado estos aviones como factor de disuasión ante Corea del Norte e Irán, y también en Europa del Este y Noruega, frente a las aeronaves rusas. También ha sido desplegado en Siria: en 2015 llevó a cabo sus primeros ataques contra Daesh, desde entonces se ha empleado en la zona.

El propósito de la visita de los dos cazas F-22 a España -estuvieron una mañana procedentes de Alemania- fue participar en unos ejercicios conjuntos con los Eurofighter y F-18 españoles en situaciones de combate, reabastecimiento en vuelo o policía aérea, una misión esta última que suelen realizar los cazas españoles con la OTAN en los cielos del Báltico pero frente a aviones rusos.

España y EE.UU.

El general Tod D. Wolters, mando de la fuerza aérea estadounidense para Europa y África, recalca a ABC la importancia que España tiene para EE.UU. y su fuerza aérea con la base de Morón de la Frontera (Sevilla) -«nos permite proyectarnos hacia África y hacia otros teatros de operaciones, moviendo carga y personal a través de ese punto»-; con el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de la OTAN de Torrejón de Ardoz (Madrid) -«mejora enormemente nuestro comando y control»-; y con la base albaceteña de Los Llanos, sede del Programa de Liderazgo Táctico de la OTAN, que cada año reúne a aviones de los países aliados para realizar maniobras como las desarrolladas el pasado jueves con los F-22.

A estas bases hay que sumar Rota (Cádiz), que alberga los cuatro destructores de la US Navy destinados al «escudo antimisiles» de la OTAN. Estas bases son piezas fundamentales de la relación militar entre España y EE.UU.

«Tanto la Embajada de EE.UU. como el Ejército del Aire consideramos este tipo de eventos como muy positivo para ambos países y para nuestras fuerzas aéreas. Nos ayudan a transmitir la profundidad de nuestra alianza y la interoperabilidad entre nuestros ejércitos», explicaron desde el Ejército del Aire.