La extorsión de un empleado destapó el escándalo de los ataúdes de Valladolid

Estas son las pruebas que destaparon el escándalo de la funeraria de Valladolid.  Una muestra...

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Estas son las pruebas que destaparon el escándalo de la funeraria de Valladolid.  Una muestra de las más de 700  fotografías de cadáveres que durante años realizó un empleado de la funeraria. Con ellas intentó extorsionar al dueño, pidiéndole dinero a cambio de silencio en cartas que contienen frases como esta: "Sé que sigues robando las cajas de la mayoría de las incineraciones (...) Solo te pido lo que creo que me corresponde por todo lo robado (..)"El dueño del tanatorio denunció al empleado, que fue condenado a un año de cárcel por extorsión. Pero tras descubrir las fotografías, la policía decidió investigar las  irregularidades en las incineraciones. Así lo refleja el atestado policial que dio lugar a la Operación Ignis, al que ha tenido acceso Informativos Tele5. " (...) Fotografías que muestra cadáveres en una sala de incineración, y que reposan en una amplia variedad de elementos que sustituyen al féretro original como son cajas en desuso, tapas de féretros, cajas de restos (...)"Estas sospechas provocaron la detención del dueño del tanatorio y de sus dos hijos, ahora en prisión. Siempre han defendido que el único responsable es su exempleado. "Ni los trabajadores ni la familia Morchón han participado ni conocían si quiera que hubiera habido un cambio de ataúdes. Lo que han descubierto a raíz de las cartas  es que había un trabajador que había estado trabajando a su aire en su horario de trabajo "asegura Guillermo Ruíz, abogado de la familia Morchón.Mientras, la indignación de las familias aumenta. La plataforma de afectados ya ha presentado más de 150 denuncias  pero se investiga si hubo  hasta 6000  cambios de caja en las incineraciones