Un momento del ejercicio MILEX 18 en el portaaeronaves Juan Carlos I en la Base Naval de Rota, este lunes
Un momento del ejercicio MILEX 18 en el portaaeronaves Juan Carlos I en la Base Naval de Rota, este lunes - EFE

Exhibición militar para convencer a la UE de que Rota asuma la Operación Atalanta

La base de Cádiz será una de las cinco «estratégicas» tras el Brexit

A bordo del Juan Carlos IActualizado:

España hizo ayer una auténtica exhibición de capacidades militares frente a la costa de Cádiz con el objetivo de certificar la base de Rota como próximo cuartel general estratégico de la UE y poder albergar el mando de la Operación Atalanta tras el Brexit. Con una inusual puesta en escena que duró dos horas, las delegaciones militares y diplomáticas de la UE invitadas desde Bruselas pudieron comprobar el desarrollo de una operación de abordaje en alta mar con la fragata Reina Sofía y el patrullero Vigía como protagonistas y simulando una misión contra una acción de piratería.

También presenciaron un desfile aéreo de cazas Harrier, helicópteros de ataque Tigre, de transporte Chinook y Cougar o de entorno marítimo como el Seaking, el Seahawk o el AB-212, y aviones de vigilancia marítima P-3M Orión y C-295. Todo ello desde la cubierta del buque insignia de la Armada Española, el portaaeronaves Juan Carlos I. Tras este ejercicio Milex-18, que comenzó el 13 de abril y finaliza hoy, la base gaditana se sumará así al selecto grupo de cuarteles estratégicos de la UE que forman París (Francia), Roma (Italia), Postdam (Alemania), Larisa (Grecia) y Northwood (Reino Unido), aunque este último dejará de serlo, obviamente, tras el Brexit, previsto para el 29 de marzo de 2019.

Más allá de la certificación de la base de Rota, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, tiene un gran objetivo en mente: que el cuartel general de la Operación Atalanta, ahora en Northwood, se traslade a Rota tras el Brexit. Una decisión que situaría a Rota como referencia naval europea: al peso nuevo en la UE habría que añadir su valía para la OTAN con la presencia de los cuatro destructores estadounidenses. «Considero que España es un excelente candidato para albergar el cuartel operacional de Atalanta, si las autoridades europeas deciden transferirlo. Es importante señalar que esta oferta de hospedar el OHQ Atalanta en la Base Naval de Rota va de la mano con el establecimiento del Centro de Seguridad Marítima del Cuerno de África en la Bretaña francesa, más específicamente en Brest», expuso Cospedal, en un discurso en inglés, ante unos cincuenta representantes diplomáticos y militares llegados ayer desde Bruselas.

«Compromiso de España» con la UE

Como ya informó ABC, las ministras de Defensa española y francesa, Florence Parly, ya enviaron una carta a la Alta Representantes de la UE, la italiana Federica Mogherini, para presentar esta candidatura conjunta. En la misiva ambos países constataron que «España es, de lejos, el mayor contribuyente histórico a Atalanta, siendo el único país que ha tenido capacidades marítimas y aéreas de forma permanente» en estos diez años: 37 veces se desplegaron buques (en siete ocasiones mandando la fuerza naval) y 31 destacamentos aéreos con base en Yibuti.

La decisión deberá ser tomada por el próximo Consejo de Ministros de Defensa de la UE que tendrá lugar antes de junio. Frente a la candidatura hispano-francesa sólo hay otra opción: Roma, que ya alberga el cuartel de la Operación Sophia contra las mafias de la inmigración ilegal en el Mediterráneo.

La transformación de Rota como cuartel estratégico de la UE supondrá una inversión de 1,5 millones de euros para acometer una serie de obras. Además la instalación prevé albergar a 50 militares europeos que podría elevarse hasta un centenar si es designada como nuevo cuartel de la Operación Atalanta, misión lanzada en 2009 en aguas del Índico próximas a Somalia para acabar con la piratería en la zona.

«Que Rota asumiera el mando de Atalanta supondría todo un reconocimiento al compromiso de España con la Política de Seguridad y Defensa de la Unión y al esfuerzo realizado en todas y cada una de sus iniciativas», refrendó Cospedal que informó a los presentes que actualmente España despliega 832 militares en las misiones de la UE (Malí, Somalia, Índico, Mediterráneo, República Centroafricana o Bosnia), «lo que representa un 25,5% del total de los militares de la UE en estas misiones».