El monasterio de San Millán de la Cogolla
El monasterio de San Millán de la Cogolla - ABC

El español: la lengua de la unidad

El PSOE y la portavoz del grupo socialista en La Rioja y candidata a la Comunidad, Concepción Andreu, hacen bien en rectificar y retirar las enmiendas que equiparan al castellano y al euskera en La Rioja

LogroñoActualizado:

A nadie le puede extrañar el escándalo que ha provocado la ocurrencia del PSOE de poner al mismo nivel el castellano y el euskera nada menos que en Preámbulo del Estatuto de Autonomía de La Rioja.

La «cuna» de la lengua española está en San Milán de la Cogolla (La Rioja) y fue también en San Millán de la Cogolla donde se hallaron las primeras palabras escritas en lengua euskérica. Sin embargo, este hecho científicamente documentado no puede convertirse en la excusa para equiparar ambas lenguas en el Estatuto de Autonomía riojano, como pretendía el PSOE con la reforma que se tramita en el Parlamento regional.

Es, sencillamente, una barbaridad. Una barbaridad y una aberración fundamentada en una mentira, puesto que es falso que el euskera sea un «elemento esencial» de nuestro «acervo histórico y cultural», ni al mismo nivel que el español ni de ninguna forma. La presencia de muestras diacrónicas del euskera en el norte de España no hace sino confirmar la riqueza de nuestra historia común, pero más allá de eso y de los múltiples visitantes vascoparlantes que vienen a vernos y a disfrutar con nosotros de La Rioja, no cabe ninguna medida que confunda los términos y que ponga en esta tierra al castellano al nivel de la lengua de nuestros vecinos. En La Rioja ni existen zonas «vascófonas» ni nada que se le parezca.

El PSOE y la portavoz del grupo socialista en La Rioja y candidata a la Comunidad, Concepción Andreu, hacen bien en rectificar, como les habíamos pedido, y retirar las enmiendas que equiparan al castellano y al euskera en La Rioja.

Los motivos que han llevado al PSOE a presentar estas enmiendas en la reforma del Estatuto de Autonomía resultan incomprensibles e injustificables. Ni se comprende ni se puede justificar que en La Rioja, lo que siempre ha sido un motivo de orgullo (ser la Comunidad Autónoma que acoge el origen de la lengua) se convierta en un motivo de confrontación por intereses políticos no explicados.

El mejor elemento de unidad en nuestro país es la lengua española, defendámosla sin complejos. Una lengua que puede convivir y convive con otras en varias regiones españolas, aunque este no es el caso de La Rioja sencillamente porque no tenemos otra lengua distinta al español. Este elemento de unidad que es la lengua española debe ser respetado y no utilizado. Protegido como un patrimonio de todos los españoles, vivamos donde vivamos.

Hace ahora justo 20 años, el entonces Príncipe de Asturias y hoy Rey de España, con motivo de la constitución de la Fundación San Millán de la Cogolla, expresó este deseo: «Que San Millán de la Cogo- lla logre añadir a su legítimo título de cuna de la lengua española el de atalaya de nuestra cultura es un reto de gran calado al que desde mi papel como Presidente de Honor de la Fundación, contribuiré sin ahorrar esfuerzos».

Todos deberíamos contribuir a este esfuerzo, y hacerlo con honestidad, sin intentar retorcer ni la historia ni las lenguas.

*Cuca Gamarra es alcaldesa de Logroño