Alianza PP y Ciudadanos el 28-A
Alianza PP y Ciudadanos el 28-A - ABC

España SumaEstas son las provincias donde es más urgente la alianza entre PP, Ciudadanos y Vox

La unión de los partidos de la derecha rentabilizaría mejor sus votos en número de escaños, más aún con Vox

Actualizado:

El Partido Popular sigue insistiendo a Ciudadanos en la necesidad de una alianza electoral para optimizar el voto de la derecha ante una eventual repetición de las generales. Convencido de que la fragmentación fue la culpable de los malos resultados, su propuesta, España Suma, pretende replicar la fórmula navarra (PP, Cs y UPN) en todas las provincias, o, al menos, en las circunscripciones donde sería más necesaria.

El PP obtuvo en las elecciones generales del 28 de abril 66 escaños; Ciudadanos, 57. Unidos a los dos obtenidos por Navarra Suma son 125 diputados. Con el mismo número de papeletas, el reparto aplicando la ley d’Hondt habría sido más beneficioso con sus votos sumados como una única formación, en lugar de estar fragmentados. El sistema electoral les habría otorgado 140 diputados, y serían, por tanto, el grupo con más asientos en el Congreso, con un PSOE menguado, puesto que le arrebatarían siete escaños.

Esa hipotética alianza de PP y Ciudadanos habría obtenido representación en el País Vasco, una región donde ni uno ni otro lograron escaño el 28-A. Contarían un diputado en Álava, en detrimento de Bildu, y otro en Vizcaya, que perdería Unidas Podemos (UP). País Vasco Suma es una propuesta concreta del PP a Ciudadanos con ánimo de extender la fórmula navarra al menos a territorios puntuales, ante resistencia de los naranjas a aplicarlo en todo el país.

Además de estos dos diputados en el País Vasco, la alianza PP-Cs habría obtenido escaños extra en Gerona (perdería uno ERC), Barcelona, Málaga, Cádiz (se los arrebatarían a Unidas Podemos), Zaragoza, Murcia, Granada, Baleares, Asturias, Burgos y Cuenca (del PSOE). Lograrían también dos escaños de Vox, uno de Valladolid y otro de Badajoz.

Alianzas puntuales con Ciudadanos o Vox

Ante las reticencias de Ciudadanos para aglutinar las fuerzas de la derecha en una sola alianza en toda España, el PP intentaría al menos aucerdos puntuales: unirse a los de Albert Rivera en las circunscripciones donde se eligen entre 5 y 10 diputados, y en las más pequeñas buscar la alianza con Vox, que no obtuvo representación en ellas en las últimas elecciones.

De hecho, excepto en Álava, Burgos y Cuenca, el resto de provincias donde la alianza PP-Cs obtendría escaños extra es en circunscripciones de más de cinco diputados. En el caso de una hipotética alianza del PP con Vox, menos explorada a pesar de ser más rentable para transformar votos en escaños, las circunscripciones pequeñas serían clave, puesto que allí Vox no obtuvo representación y sus votos podrían haber servido para aupar a la derecha.

Alianza PP y Vox el 28-A
Alianza PP y Vox el 28-A - ABC

Si PP y Vox hubieran formado una alianza para el 28-A habrían obtenido 21 escaños más de los logrados por separado. En total 113 frente a los 92 actuales (PP, 66; Vox, 24; NA+, 2). Serían la formación con más diputados, por delante del PSOE, que perdería 11 escaños (Cantabria, León, Burgos, La Rioja, Madrid, Cuenca, Albacete, Murcia, Huelva, Baleares y Ceuta). Unidas Podemos cedería cinco (en Barcelona, Castellón, Jaén, Cádiz y Málaga). Ciudadanos, tres (Palencia, Zamora y Ávila). Y Bildu y Coalición Canaria uno cada uno, en Álava y Santa Cruz de Tenerife respectivamente.

Derecha unida, ganadora el 28-A

No obstante, la derecha no habría alcanzado la mayoría ni con una alianza PP-Cs ni con una PP-Vox. En el primer caso, los 140 diputados que habrían obtenido PP-Cs sumados a los 22 que lograría Vox quedarían a 14 escaños de la mayoría absoluta, fijada en 176 diputados. En el segundo caso, la alianza PP-Vox sería más beneficiosa para la derecha, aunque también habría sido insuficiente, puesto que los 113 escaños que lograría más los 54 que obtendría Ciudadanos sumarían 167 diputados, a nueve de la mayoría del Congreso.

La derecha sí habría logrado mayoría absoluta si hubiera ido de la mano el 28-A en lugar de estar fragmentada en tres grandes partidos. Una España Suma de PP, Ciudadanos y Vox, más UPN en Navarra, habría alcanzado los 176 escaños de la mayoría absoluta. El PSOE perdería 15 de los obtenidos el 28-A; Unidas Podemos, nueve menos; y uno cederían ERC, Bildu y Coalición Canaria.

Alianza PP, Cs y Vox el 28-A
Alianza PP, Cs y Vox el 28-A - ABC

A pesar de la insistencia del PP en la alianza España Suma para rentabilizar mejor los votos de la derecha en número de escaños, Ciudadanos y Vox insisten en su rechazo a integrarse en el proyecto, y se reivindican como proyecto político propio frente al de los populares.

La portavoz del grupo parlamentario del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, una de las principales defensoras del proyecto, anunció la semana pasada que su partido hará todos los esfuerzos necesarios para que Ciudadanos abandone «sus reticencias y su inmovilismo».

Pero entre las filas populares tampoco hay unanimidad. El PP vasco está abierto a una alianza a la navarra con Ciudadanos, pero no con Vox; mientras que en Galicia, el presidente Alberto Núñez Feijóo considera innecesaria la alianza por la escasa implantación de Cs y Vox en su región. El PP, no obstante, ya ha registrado el nombre para todas las regiones ante la posibilidad de una repetición electoral si Pedro Sánchez no logra formar Gobierno.