Ignacio Camuñas, antiguo ministro de UCD e impulsor de la plataforma «España Siempre»
Ignacio Camuñas, antiguo ministro de UCD e impulsor de la plataforma «España Siempre» - ERNESTO AGUDO

«España Siempre» propone elegir por sorteo entre jueces con méritos los vocales del Poder Judicial

La plataforma impulsada por Ignacio Camuñas considera necesario mejorar la credibilidad del sistema judicial

MadridActualizado:

¿Diagnóstico? Una crisis de credibilidad del Poder Judicial debido a los cantos de sirena de los políticos, que tratan de inmiscuirse en sus decisiones y condicionar sus nombramientos. ¿Tratamiento? Un nuevo sistema de elección de los altos cargos de la judicatura que ahuyente ese fantasma.

La plataforma «España Siempre» –un grupo de intelectuales liderados por el antiguo ministro de la UCD Ignacio Camuñas–propone una serie de medidas para fortalecer la credibilidad del Poder Judicial y garantizar en España la separación de poderes, pilar que sostiene el Estado de Derecho.

Para lograrlo, este colectivo considera necesario que los propios jueces elijan a todos los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los jueces, encargado de los nombramientos de los jueces en los destinos más relevantes.

«Palmaria intromisión»

En la actualidad, los 20 miembros del CGPJ –12 de ellos jueces, y 8 juristas de reconocido prestigio– son designados a partes iguales por el Congreso y el Senado, «dando vía libre a una palmaria intromisión del poder político en la judicatura». Pero no siempre fue así. En la elección del primer CGPJ de la democracia, en 1980, los 12 vocales de procedencia judicial fueron elegidos por sus propios compañeros. Ese sistema se cambió con una reforma de la ley que regula el Poder Judicial de 1985, impulsada por el PSOE.

La plataforma de intelecutales, periodistas, juristas y otros profesionales de la sociedad civil pone el grito en el cielo por «el espectáculo ofrecido por los dos partidos mayoritarios», PP y PSOE, en cada proceso de selección. El mejor ejemplo, el último caso, con la frustrada renovación del CGPJ del pasado diciembre, cuando el candidato a presidir el órgano de gobierno de los jueces, el magistrado Manuel Marchena, decidió renunciar. La situación se hizo insostenible cuando se filtró un mensaje del senador del PP Ignacio Cosidó en el que se jactaba de controlar desde el CGPJ la Sala Segunda del Tribunal Supremo, la encargada de los asuntos penales en el órgano cumbre del sistema judicial.

La receta de «España Siempre» para resucitar la credibilidad del Poder Judicial consiste en un nuevo método de elección en manos de los jueces a través de un sorteo entre los candidatos que reúnan «los requisitos de antigüedad, capacidad y mérito», pudiendo ser candidatos todos los jueces y magistrados que reúnan unos requisitos mínimos. Los componentes del Consejo saliente serían los encargados de verificar las candidaturas para confeccionar los lotes, objeto de sorteo en una sesión pública.

El acta con el resultado del sorteo deberá ser después avalada por el Congreso, ya sea por mayoría absoluta o en una segunda ronda por simple.