Th Times sacó recientemente un manual sobre «cómo ser español»

«España, otra vez», nuevo ataque de The Times contra nuestro país

En un editorial, el decano periódico británico critica al Gobierno de Mariano Rajoy y defiende a Carles Puigdemont

Actualizado:

El decano periódico británico The Times, fundado el 1 de enero de 1785, ha vuelto a criticar con dureza a España tras la detención de Carles Puigdemont, acusado de rebelión y sedición, el pasado domingo en Alemania. Puigdemont, que se encontraba en Helsinki el mismo día que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena reactivó la orden internacional de arresto, abandonó el país nórdico y fue localizado tras cruzar la frontera que separa el país germano de Dinamarca.

No es la primera vez que The Times se posiciona sobre el desafío secesionista. El rotativo publicó en septiembre de 2017 un editorial en el que defendía la celebración del 1-O titulado «Represión en Cataluña». «España está pasando por su mayor crisis constitucional desde el fin de la dictadura de Francisco Franco. La deriva de la provincia de Cataluña hacia la independencia desafía los fundamentos de la existencia de España como Estado unitario», apuntó entonces. Aquella ocasión acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de «alimentar la crisis en vez de sofocarla».

También lo hizo tras la celebración del referéndum ilegal el pasado 1 de octubre. Entonces, ofreció información sesgada, magnificando la convocatoria, y llegó a tildar la jornada como «un día de violencia sin precedentes».

En esta ocasión, el periódico ha reaccionado a la detención del expresidente del Parlament con un nuevo editorial, titulado «España, otra vez», en el que acusa al Gobierno español de «tratar el tema espinoso de Cataluña con imprudencia, mano dura y un aparente deseo de complicar una situación que ya es difícil».

«Mr. Puigdemont huyó de España tras declarar la independencia. Durante el referéndum precedido por este acto grandioso, los antidisturbios fueron desplegados, apoderándose de las urnas y disparando bolas de goma contra catalanes de todas las edades», comienza la argumentación de The Times.

Para el rotativo británico, que insiste en afirmar que tras el 1-O hubo cientos de hospitalizados, desde el pasado octubre «el Gobierno catalán ha sido saqueado y se ha impuesto el mandato de Madrid».

Tras esta primera exposición, el medio comienza a narrar lo acontecido este pasado viernes y, además, asegura que tanto la investidura de Carles Puigdemont, como la de Jordi Sànchez, no se han celebrado por decisiones judiciales. Igual que la de Jordi Turull, en prisión desde el viernes tras el pleno fallido.

«El hecho de que sean los jueces, y no los políticos, quienes toman todas estas decisiones no hace que el plan de Madrid para frustrar a los separatistas sea menos obvio», afirma el texto. «Mariano Rajoy no ha dado pasos para comprender por qué gran parte de los catalanes ansían la independencia», defiende el rotativo para concluir que desde el Gobierno, al que siempre se refieren como «Madrid», «tiene un miedo innato al secesionismo. No solo en Cataluña sino también en el País Vasco».

Para el periódico, que reconoce que posiblemente la independencia no sea una buena idea para España, ni tampoco para Cataluña, el Gobierno en vez de «aparentar fortaleza, parece que solo siente pánico». Y concluye su argumentación con la siguiente sentencia: «Madrid necesita empezar a hablar a sus opositores en vez de encarcelarlos».

«Cómo ser español»

Además de sus opiniones a favor del separatismo, The Times también copó titulares en España después de publicar un artículo que, en tono burlesco y lleno de tópicos y estereotipos, enseñaba a ser español.

El redactor jefe de la sección de Viajar, Chris Haslam, aseguraba que para ser un verdadero español había que olvidarse de los modales. «Entrar en un bar, besar y abrazar a completos desconocidos, gritar 'oiga' al camarero y tirar al suelo todo lo que no te puedas comer o beber. Excepto los vasos. Eso es demasiado», señalaba. También invitaba al turista británico a olvidarse de decir gracias o por favor porque en España, un país de «impuntuales», son «innecesarios».