España enviará 65 millones de dólares a las víctimas de «Stan»

Actualizado:

C.M.

SALAMANCA. Los presidentes participantes en la Cumbre de Salamanca decidieron ayer, por unanimidad, que Chile sea el país anfitrión de la XVII Cumbre, en 2007, según confirmaron el presidente, Ricardo Lagos, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Ignacio Walker. Ambos expresaron su «alegría y honor» por ser los organizadores de esta cita. La XVI Cumbre, que será en 2006, tendrá lugar en Uruguay.

El cierre de los encuentros de Salamanca se centró en los efectos devastadores del huracán «Stan» en Centroamérica, que han tenido una atención prioritaria. Así, los mandatarios iberoamericanos firmarán un «comunicado especial» por el que sus gobiernos se comprometen a «continuar e incrementar la cooperación de emergencia otorgada hasta la fecha» y a dar un «decidido apoyo» a la reconstrucción. Se acordará también la puesta en marcha de un «mecanismo de coordinación» que facilite una «respuesta eficaz ante catástrofes naturales en la región» y se pide al secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, que presente una propuesta al respecto. España, en concreto, destinará 65 millones de dólares de ayuda a los países centroamericanos afectados por este desastre natural.

La declaración final, además, solicitará expresamente al Banco Mundial, a España y al resto de países acreedores de las naciones pobres de ese continente que accedan a convertir la deuda externa en inversión educativa, según el borrador de la declaración, que fue una de las cuestiones que se abordaron ayer. «Con el objetivo de ampliar las inversiones que promuevan la inclusión social y de contribuir al alivio de la deuda externa en América latina», se afirma en el borrador, «y en el marco de la búsqueda de mecanismos innovadores, nos comprometemos a animar al mayor número de acreedores bilaterales y multilaterales a la utilización del instrumento de conversión de deuda por inversión social y, en especial, en educación».

Los jefes de Estado y Gobierno tienen previsto hoy también adoptar una declaración en la que se comprometen a «hacer todos los esfuerzos» para que las negociaciones para un Acuerdo de Asociación entre la UE y la Comunidad Andina se lancen en la próxima Cumbre UE-América Latina y Caribe, que se celebrará en mayo de 2006 en Viena.