Josep Piqué, ayer en Bruselas. ABC

España celebrará cada año una reunión de todos sus embajadores en el mundo

El Gobierno reunirá una vez al año en Madrid a todos sus embajadores en el mundo con el fin de que conozcan de primera mano los objetivos del Ejecutivo en distintos asuntos e intercambien información y experiencias en sus respectivos destinos. La primera reunión será posiblemente antes del próximo verano, con la presidencia de la UE como asunto central.

MADRID. Luis Ayllón
Actualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, proyecta convocar este año en Madrid a los 110 embajadores con que cuenta España en todo el mundo. Será la primera vez que se haga este tipo de reuniones, que se quiere institucionalizar con carácter anual como sucede en otros países europeos de nuestro entorno como Francia o el Reino Unido y también en Estados Unidos o Canadá.

La intención de esta iniciativa es que los embajadores tengan una ocasión de conocer de manera directa por boca de miembros del Gobierno los objetivos que se marcan en distintos sectores que afectan a la política exterior y a la imagen de España.

ASUNTOS ECONÓMICOS

Los embajadores, que serán convocados posiblemente antes del verano, se reunirán con el titular de Exteriores, además de con otros altos cargos del Ejecutivo, sin que se descarte un contacto con el presidente del Gobierno, José María Aznar. Igualmente, se prevén conversaciones por áreas con los secretarios de Estado del Ministerio y con representantes de diversos sectores de la sociedad española, sobre todo económicos, dado que hoy día buena parte de las tareas de los embajadores están relacionadas con actividades empresariales.

Será la ocasión para que los jefes de Misión planteen sus dudas o problemas sobre diferentes asuntos y para que intercambien experiencias y los conocimientos adquiridos sobre el terreno en distintas situaciones.

Hasta ahora, este tipo de encuentros se ha celebrado sólo por zonas geográficas como la Unión Europea, Iberoamérica o el África Subsahariana y tras ellos se han marcado una serie de objetivos y actuaciones que se trata de llevar a cabo.

Con la reunión se pretende también transmitir el mensaje a los propios embajadores de que la política exterior española cuenta con ellos y reconoce la tarea que desarrollan en cada país, según fuentes diplomáticas consultadas por ABC.

El hecho de que se comiencen a celebrar estas reuniones este año guarda un especial significado ya que España se prepara para asumir la presidencia de la Unión Europea, un momento en el que la diplomacia española tiene que redoblar sus esfuerzos para explicar los planes de nuestro país. Será pues ese semestre de presidencia el asunto central de los trabajos, que se desarrollarán a lo largo de cuatro o cinco días.

CARENCIAS

Precisamente, la cercanía de la presidencia de la UE ha puesto de relieve las carencias que España tiene en su mapa diplomático, sobrevenidas sobre todo del desmembramiento de la antigua Unión Soviética.

En estos momentos, en los países que obtuvieron o recuperaron su soberanía, España sólo cuenta con Embajada en Kazajstán y, aunque en los planes del Ejecutivo entra la apertura de representaciones diplomáticas en los tres países bálticos (Lituania, Letonia y Estonia), los problemas presupuestarios lo hacen difícil.

Estos tres países, junto con Malta y Chipre, forman el grupo de aspirantes a entrar en la Unión Europea en los que España no tiene Embajada.

Además, entre los objetivos del Gobierno está la apertura de una representación diplomática en Singapur, lo que se enmarca dentro de las pretensiones de lograr una mayor presencia en Asia.

De igual modo, se considera que sería necesario dotar de más diplomáticos a algunas Embajadas, una veintena, en las que sólo hay dos y muchas veces acreditados en varias capitales.