ABC

Escenas de James Bond en la persecución por la Guardia Civil de una narcolancha en la costa de Cádiz

Los traficantes chocaron a gran velocidad y de forma intencionada contra una embarcación de la Benemérita; al final tuvieron que ser rescatados de las aguas por los agentes tras vocar su semirrígida

Actualizado:

Una vez más los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil volvieron a jugarse literalmente el pellejo para impedir una nueva operación de narcotráfico en las costas de Cádiz. Fue en la madrugada del viernes y solo la profesionalidad de los agentes impidió que se produjera una tragedia, tanto para ellos como para los criminales, a los que tuvieron que rescatar de las aguas. Hay cinco detenidos -cuatro españoles y un marroquí- y se han recuperado 34 fardos de hachís.

La persecución comenzó cuando la embarcación de la Guardia Civil detectó una narcolancha tripulada por cinco individuos y cargada con un buen número de fardos de hachís. A partir de ese momento comenzó la persecución, muy complicada porque los criminales disponen de lanchas más potentes que las del Instituto Armado, algo que solo puede suplirse con la pericia de los agentes.

Tras más de una hora de persecución, durante la cual los narcos arrojaron varios fardos al mar para aligerar la carga y ser aún más rápidos para evitar la acción policial, los traficantes comenzaron a mostrarse más agresivos. Para entonces las dos embarcaciones navegaban a más de 50 nudos por el cauce de un río y la narcolancha comenzó a embestir a la patrullera de la Guardia Civil

La tensión era máxima, y solo la pericia de los agentes evitó un accidente de consecuencias imprevisibles. Los narcos golpearon varias veces a la embarcación oficial para hacerla volcar y de haberlo conseguido sin duda ahora lamentaríamos varias muertes. Afortunadamente, los guardias civiles pudieron controlar la situación.

En el último momento los narcos vieron cómo el destino les pagabacon su misma moneda, y no precisamente por una acción agresiva de los hombres del Instituto Armado. El oleaje que se produce en la desembocadura del río desestabilizó su semirrígida y la hizo volcar, cayendo sus cinco tripulantes al agua.

A partir de ese momento la operación antidroga comenzó a tener tintes de humanitaria, ya que los motores de la narcolancha a la deriva amenazaban con pasarles por encima. La rápida maniobra de los agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil lo evitó. No sólo eso; se lanzaron al agua para rescatar a los delincuentes, que de inmediato fueron detenidos. Además, se recuperaron 37 fardos de hachís y continúa la búsqueda de más.

Las fuentes consultadas por ABC aseguran que habrá más detenciones en tierra, ya que se tienen indicios sobre la organización de traficantes que estaba detrás de este envío de droga.

Las organizaciones de narcotraficantes que operan en las costas andaluzas, singularmente las de las costas gaditanas, están mostrándose cada vez más agresivas y por tanto la lucha contra ellas de las Fuerzas de Seguridad es cada vez más peligrosa. A pesar de ello, tanto la Guardia Civil como la Policía están consiguiendo importantes éxitos, incluso a costa, como en este caso, de jugarse la vida.