José María de Areilza: «Hay que aspirar al puente de mando de la UE»
José María de Areilza - ABC

José María de Areilza: «Hay que aspirar al puente de mando de la UE»

Está bien representada en el mundo por sus embajadas, su cultura, sus empresas, sus investigadores y muy mal por el actual Gobierno

Actualizado:

—¿Considera que España no pinta actualmente nada en el mundo, como se afirma con frecuencia?

—No es cierto. España es una de las grandes naciones de Occidente. Está bien representada en el mundo por sus embajadas, su cultura, sus empresas, sus investigadores y muy mal por el actual Gobierno que ha practicado una política exterior desconectada de nuestros valores e intereses. En especial, en la Unión Europea se ha dilapidado el legado muy positivo que dejaron los gobiernos de Felipe Gonzalez y de José María Aznar y nuestras políticas de promoción de la democracia y los derechos humanos han dejado mucho que desear.

—¿A qué puede aspirar España en el concierto internacional?

—A ser uno de los principales países en el puente de mando de la Unión Europea, con capacidad de influencia en algunas zonas del mundo para que la globalización salga bien y sea en buena medida occidentalización. Debemos recuperar un relato coherente y atractivo sobre nosotros mismos y con esfuerzo y modestia trabajar muy duro para volver a ser un socio fiable e imprescindible, lo que implica un esfuerzo muy grande en la recuperación de la economía y en asuntos de defensa.

—¿Cuáles son nuestros principales activos en el mundo?

—Contamos con un activo global, que es la cultura en español, y unas relaciones privilegiadas con los países iberoamericanos. Además, somos el quinto país en peso de la Unión Europea. A pesar de José Luis Rodríguez Zapatero y Miguel Ángel Moratinos, España sigue siendo un país atractivo y admirado por su Transición a la democracia, su modernización y su apertura al mundo. Por si fuera poco, tenemos una nueva clase empresarial capaz de competir con los mejores en el mundo en no pocos sectores.

—¿Qué debería corregir el futuro gobierno para paliar los déficits de España en el exterior?

—Debería definir pocas prioridades, como la relación con Alemania y Estados Unidos y la recuperación económica, y abordar la reforma de los medios con los que se hace política exterior, que son pocos y que en ocasiones han quedado obsoletos. La cooperación al desarrollo, si la usamos bien, nos puede dar mucha visibilidad internacional.