Encuentran a una mujer de 60 años muerta en su casa de Isla Cristina con signos de violencia

EFE/
Actualizado:

HUELVA. Agentes de la Policía Judicial han abierto una investigación para determinar las causas de la muerte de una mujer de 60 años, vecina de Isla Cristina (Huelva), cuyo cadáver fue hallado con signos de «muerte violenta» en su domicilio, sin que las investigaciones iniciales hayan podido «descartar ninguna posibilidad».

Fuentes del Instituto Armado explicaron que el juzgado que lleva el caso ha decretado el secreto de sumario, ya que, aunque inicialmente todo parecía indicar que se trataba de un suicidio, tras 48 horas de investigación por parte de la Policía Judicial no se ha podido comprobar este extremo.

Vivía sola

La fallecida es Dolores Prieto Riego, una mujer que vivía sola en su domicilio tras haberse quedado viuda hacía cuatro meses. Su casa estaba situada en la calle Conde de Vallellano de la localidad onubense de Isla Cristina, donde apareció su cuerpo sin vida a las 22.30 del pasado miércoles.

Tras ser levantado el cadáver, fue trasladado al tanatorio de la capital onubense donde se le practicó la autopsia para determinar con exactitud las causas que le provocaron la muerte. Sin embargo, hasta el momento se ha concretado sólo que «fue una muerte por causas violentas», sin dar más detalles sobre el asunto.

Por su parte, fuentes del Ayuntamiento de la localidad onubense indicaron que el cadáver de Dolores Prieto Riego apareció con algún elemento alrededor de su cuello, lo que podría haberle provocado la muerte por asfixia.

Las mismas fuentes sostuvieron también que habría dos personas detenidas en relación con el suceso, extremo que, sin embargo, negó la Guardia Civil en todo momento.

Además, desde el Ayuntamiento de Isla Cristina se especificó que la posibilidad de que alguien hubiese entrado en la vivienda para robar. Al parecer, esta hipótesis se presenta como «probable», según las fuentes municipales, ya que la calle en la que vivía la fallecida se conoce popularmente como «casas del consorcio», ya que está formada «por viviendas que se comunican sin ningún problema a través de la azotea».