Emergencia en un colector de Valencia por culpa de las toallitas húmedas

Quizá dejen de tirar toallitas húmedas por el váter, de una vez, al ver que provocan una imagen...

Actualizado:

Quizá dejen de tirar toallitas húmedas por el váter, de una vez, al ver que provocan una imagen patética, un inmenso atasco, un tapón en las tuberías del colector norte de Valencia. Estos productos se han convertido en una pesadilla para las alcantarillas. Las excavadoras recogen kilos y kilos de estos residuos. Dos años llevan ya limpiando. Hasta ahora, han retirado más de 5.000 toneladas y todavía quedan unas 2.000. Un atentado a la ecología y a la economía, porque arreglar esta situación de emergencia va a costar más de once millones de euros. Además, el trabajo no es fácil. Los operarios reciben cursillos, vacunas, tienen que llevar una equipación especial. El mensaje es claro: el retrete no es una papelera. Hay que tirar cada residuo a su contenedor correspondiente.