Elvira Roca, tras recoger el premio de la Fundación Villacisneros
Elvira Roca, tras recoger el premio de la Fundación Villacisneros - Ángel de Antonio

Elvira Roca: «Hemos estudiado la historia de España que otros países han escrito para nosotros»

La malagueña recibió el V Premio de la Fundación Villacisneros por desmontar en su ensayo «Imperiofobia y la Leyenda Negra» las falacias vertidas sobre el Estado español durante siglos

MadridActualizado:

Como marca la tradición, la entrega del V Premio Anual de la Fundación Villacisneros arrancó ayer en el Auditorio Rafael del Pino con un minuto de silencio por las víctimas del terrorismo de ETA. En esta edición, el patronato de esta institución privada sin ánimo de lucro no tuvo dudas y, por unanimidad, acordó otorgar el galardón a la historiadora María Elvira Roca Barea por su magnífica labor investigadora y divulgadora en defensa de la verdad histórica de España.

Un reconocimiento merecido por su completo ensayo «Imperiofobia y la Leyenda Negra», en el que ha logrado desmontar las falsedades que se han ido fabricando sobre el Estado español a lo largo de los siglos. Según narra esta antigua investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y profesora en la Universidad de Harvard, estas falacias, que todavía perduran en la sociedad, han conseguido perpetuarse en el tiempo por los sentimientos hispanófobos y la propaganda. «Hemos estudiado la historia de España que otros países han escrito para nosotros. Aún no nos hemos construido; atravesamos una crisis de crecimiento», apuntó Roca.

El presidente de la Fundación Villacisneros, Íñigo Gómez-Pineda Goizueta, destacó durante su discurso la importancia de defender la historia de España frente a los intentos de tergiversarla y adecuarla a los intereses de ciertos sectores. «Hay que ahondar en nuestras raíces y descubrir nuestra riqueza patrimonial e histórica. Es necesario armar a la sociedad para que no reniegue de su pasado y luche contra la inacción de algunas instituciones». Y apostilló: «Nuestro pasado es digno de admiración».

El libro de Roca ha sido todo un éxito y ya va por su vigesimocuarta edición. La falta de hábito de lectura en este país no ha impedido que la autora venda 100.000 ejemplares. Un dato que María San Gil -encargada de conducir el acto- quiso reseñar sobre la premiada. «Se ha convertido en un bestseller. Gracias por hacer que nos sintamos orgullosos de ser españoles. Eres pura simpatía, pero sobre todo un pozo de sabiduría», le dijo la que fuera presidenta del Partido Popular del País Vasco desde el 2004 hasta el 2008.

No fue la única en escatimar en halagos hacia Roca. La presidenta de la Real Academia de la Historia, Carmen Iglesias, cuya apretada agenda no le permitió darle la enhorabuena en persona, la felicitó a través de un vídeo: «Es un ensayo escrito con pasión y con valentía».

Quienes no se perdieron la oportunidad de asistir al evento fueron la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre -galardonada con este mismo premio en el año 2014-; Isabel Benjumea, candidata del Partido Popular a las elecciones europeas y el periodista Hermann Tertsch, número tres de Vox al Parlamento Europeo.

La homenajeada estuvo también arropada por su editor, Ignacio Gómez de Liaño, quien le dedicó unas palabras de elogio antes de que recibiera una réplica de la estatuilla «Zulo» de la mano del presidente de la Fundación Villacisneros, Íñigo Gómez-Pineda Goizueta. La escultura, obra de Víctor Ochoa y emblema de la institución, tiene un enorme poder simbólico, ya que pretende reflejar la angustia vivida por quienes fueron secuestrados y torturados por terroristas.

El acto sirvió además para presentar el documental que el productor y director cinematográfico José Luis López Linares va a llevar a cabo inspirándose en las casi 500 páginas del libro de Roca. La malagueña puntualizó, sin embargo, que «la película no es sobre imperiofobia», sino que «la idea es enseñar aquella parte de la historia de España que nunca se muestra».