l senador electo de VOX, Francisco José Alcaraz, y los portavoces del partido en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros y Macarena Olona, en la Cámara Baja
l senador electo de VOX, Francisco José Alcaraz, y los portavoces del partido en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros y Macarena Olona, en la Cámara Baja - EP

Vox eleva la presión sobre Ciudadanos: «No hemos venido aquí para ser la muleta de otros partidos»

El portavoz en el Congreso de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha asegurado que no van a apoyar ningún gobierno si no les permiten ser parte de la negociación previa

MadridActualizado:

El portavoz en el Congreso de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha reiterado este jueves que es «imposible» que su formación apoye un gobiernos regionales entre Partido Popular y Ciudadanos si les excluyen de las negociaciones previas. Un mensaje que ayer adelantó durante una rueda de prensa, en Madrid, el presidente del partido, Santiago Abascal. La formación eleva hoy la presión a sus potenciales socios políticos después de que Cs se niegue a sentarse con ellos y el PP se ponga de perfil.

«No vamos a apoyar ningún gobierno si no somos llamados a una mesa para negociar previamente las condiciones», ha asegurado el portavoz, durante una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados. «No hemos venido aquí para ser la muleta de otros partidos que han sacado peores resultados y nos necesitan», ha añadido. Las declaraciones de Espinosa de los Monteros llegan después de que el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, haya rechazado el diálogo con Voxen los siguientes términos: «No nos vamos a sentar con Vox a negociar acuerdos de gobiernos (...) No vamos a estar compartiendo tripartitos».

Un rechazo que el portavoz parlamentario de Vox ha abordado a primera hora de la mañana en RNE como una «falta de respeto» y que, a su juicio, demuestra que Ciudadanos «no es de fiar». Luego, durante la rueda de prensa en la Cámara Baja, ha lanzado el mismo mensaje: «La experiencia de Andalucía nos demuestra que uno no se puede fiar de algunos partidos». Vox consiguió ser la llave del Gobierno de PP y Cs en la Junta de Andalucía tras los comicios autonómicos del pasado 2 de diciembre al apoyar un acuerdo entre ambas formaciones desde fuera. La formación liderada por Abascal, sin embargo, denuncia ahora que hay partes de ese pacto que no se están cumpliendo.

Desde el partido, por el momento, no aclaran si una de las demandas a PP y Cs será formar parte de los Ejecutivos regionales. «Hay sitios en los que estaría justificado», ha explicado aun así Espinosa de los Monteros. Por ahora solo piden sentarse a negociar a tres bandas. Así, la pelota la han dejado en tejado ajeno, aunque empieza a pesar más sobre el de Cs. «No vamos a apoyar gobiernos en los que no se sienten con nosotros, ni siquiera gobiernos en los que solo se haya sentado un partido», ha explicado Espinosa de los Monteros, que rechaza así de pleno la vía andaluza, donde solo PP se reunió con ellos y Cs evitó la fotografía.

La relación entre Vox y Ciudadanos ni avanza ni mejora. Fuentes del partido han asegurado que sí han mantenido contactos con PP, pero que no han mantenido ninguna conversación con los miembros del partido liberal. Respecto a los populares, las mismas fuentes de Vox lamentan además que un día en privado parece que están dispuestos a avanzar en una negociación y luego en público dicen lo contrario. Abascal reveló ayer que ya mantuvo una breve conversación telefónica con el líder del PP, Pablo Casado, aunque sin mayor trascendencia.

Vox celebra hoy a última hora de la tarde su Comité Ejecutivo Nacional para determinar su estrategia de pactos en las regiones de Murcia, La Rioja y la Comunidad de Madrid, territorios en los que ha logrado una representación determinante para asegurar la gobernabilidad del bloque de derechas.