Pedro Sánchez, secretario general del PSOE
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE - AFP

Elecciones 2016Sánchez admite a un periódico alemán que ya no descarta la gran coalición

El PSOE lo niega: «Sánchez dijo que tenderá la mano a un lado y al otro y que el PP debe pasar a la oposición»

Corresponsal en BerlínActualizado:

El artículo lleva por título «Supuestamente indispensable» y el subtítulo no puede ser más claro: «Pedro Sánchez subraya que está abierto a coaliciones en todas las direcciones. Ya no descarta una coalición con los conservadores del PP». La entrevista al prestigioso periódico alemán «Süddeutsche Zeitung» rectifica las declaraciones de Sánchez en el Ministerio de Economía de Berlín, donde en un breve encuentro con periodistas españoles descartó completamente la posibilidad de una gran coalición porque «España no es Alemania y Rajoy no es Merkel».

A pesar de encontrarse en el extranjero y en sede ministerial, Sánchez no tuvo reparos el miércoles en acusar públicamente al presidente del Gobierno español de «mentir, como siempre», en referencia al incumplimiento del déficit público. Su decidida «apuesta por el cambio» y su tono agresivo hacia Rajoy no dejaban lugar a dudas. Incluso llegó a quejarse de las «recurrentes» preguntas sobre una posible coalición con el PP. En la entrevista con el diario alemán, sin embargo, «ya no rechaza tan claramente un posible acuerdo con los conservadores», según escribe el periodista Sebastian Schoepp.

Fuentes del PSOE desde Madrid confirman que en esa entrevista «lo que dijo fue que tenderá la mano a un lado y al otro» y recuerdan su postura después de cerrar el pacto con Ciudadanos. Además, ha remitido un audio en el que Sánchez dice que «el PP tiene que pasar a la oposición». «No voy a pactar con Rajoy», insiste en ese fragmento remitido a ABC, y reclama que el PP se regenere y cambie el liderazgo para «ser un partido que acepte alianzas con partidos semejantes como Ciudadanos».

Schoepp, por su parte, no alberga dudas sobre el hecho de que «aunque no suelta prenda sobre lo que Gabriel le dijo en su entrevista, el que ya no descarte completamente la gran coalición puede leerse perfectamente como que las fuertes presiones, desde Berlín y también desde Bruselas, están surtiendo efecto».

«Después de medio año en punto muerto, la UE quiere ver en Madrid un gobierno estable», explica Schoepp tras la conversación mantenida con Sánchez, «él sabe que esa coalición pondría a su partido en riesgo de ruptura y por eso refugia su respuesta en generalidades», aunque a lo largo de la entrevista reconoció que «el viejo enfrentamiento entre izquierda y derecha en España ya no existe».

Sobre los partidos populistas, entre los que incluye a Podemos, Sánchez afirma ahora que sólo abarcan «proyectos nacionales» desde el punto de vista de «utopías regresivas», por lo que les falta una perspectiva internacional. Y sentencia sobre la falta de profundidad intelectual de sus propuestas: «Las verdaderas soluciones son más complejas que un tuit».