Los militares del Ejército de Tierra tendrán que pagarse el 50 por ciento de la comida

Los recortes obligan a la institución a dejar de subvencionar de este servicio desde el 1 de julio para ahorrar 15 millones de euros

ep
madrid Actualizado:

Los militares del Ejército de Tierra, la Guardia Real y la Unidad Militar de Emergencias (UME) deberán pagar el 50% de la comida en las unidades a las que pertenezcan desde el próximo 1 de julio, cuando entrará en vigor una nueva norma que acaba con la subvención total de este servicio y con la que el Ejército pretende ahorrar 15 millones de euros.

El Ejército de Tierra es «plenamente consciente» de los efectos que tendrá «a nivel individual» la nueva norma, que supone una «bajada de sueldo indirecta» para los militares, pero que se considera necesaria para no «exceder» los límites presupuestarios del Ejército. En concreto, tendrán que pagar 2,80 euros.

Excepciones: alumnos, guardias y maniobras

La nueva norma tiene tres excepciones: los alumnos de las academias y centros de formación, el personal de guardia y el personal de maniobras, quienes podrán acceder a la alimentación sin hacer ningún pago. En las unidades, la nueva norma afectará al grueso de sus miembros, ya que el personal que se encuentra de servicio supone un porcentaje reducido respecto al total.

En los últimos cuatro años ha bajado un 34% el presupuesto del Ejército de Tierra

El Ejército de Tierra asegura que, en los últimos cuatro años de recortes que llegan al 34% de su presupuesto, ha tratado de aplicar medidas de ajuste de forma progresiva y tratando de afectar en lo menos posible al desempeño de sus misiones operativas. En estos años, alega, las partidas correspondientes a vida y funcionamiento se han ido reduciendo.

La nueva norma anula una orden de 2001, por la que el entonces jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, general Alfonso Pardo de Santallana y Coloma, garantizó por escrito lo que era una realidad en las unidades: la subvención al 100% de la alimentación. De esta manera, a partir del 1 de julio, se aplicarán estrictamente dos ordenes ministeriales de 1993 y 1999.