Un edificio de Barcelona sin luz desde agosto por los enganches ilegales

Siempre con sus linternas a mano. Iluminan con velas sus pisos, prácticamente no pueden cocinar, y...

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Siempre con sus linternas a mano. Iluminan con velas sus pisos, prácticamente no pueden cocinar, y con este frío tienen que dormir con varias capas de mantas. Así viven los vecinos de un edificio de Barcelona desde agosto, cuando empezaron a tener cortes de luz a diario. ¿El motivo? Según la compañía, el fraude eléctrico. Por eso aquí los controles policiales son habituales. En una mañana, detectan hasta 115 contadores irregulares. Escoltados por los Mossos, los operarios cortan todos los cables que están pinchados, para que sólo tengan luz los vecinos que sí están al corriente de sus pagos.