Los drones llegan al mundo del pastoreo

A Roberto, su dron le ha cambiado la vida. Con él pastorea a sus vacas por los valles de...

Actualizado:

A Roberto, su dron le ha cambiado la vida. Con él pastorea a sus vacas por los valles de Cantabria. Lo que antes suponía dedicar todo el día. Ahora ese trabajo lo hace este dron. Se ahorra caminatas de hasta 7 horas diarias para vigilar a sus vacas. Los puede controlar desde 30 metros de distancia. Es capaz de volar a 500 metros de altura y a 7 kilómetros de distancia. Las vacas ni se enteran de que el dron las está vigilando. Un vuelo, un zoom para comprobar que todo está en orden. Pero el servicio no acaba aquí. El dron lleva comida a los mastines que acompañan a las vacas. Lleva una bolsa que suelta por control remoto. El pastor del siglo 21 tiene más apoyos tecnológicos. Tiene a sus cabras con un chip con GPS. Atrás quedó lo de pasarse cuatro días en la montaña pastoreando. La revolución en el mundo de la ganadería viene volando y en HD.-Redacción-