Dramáticos precedentes

Actualizado:

La Central Nuclear de Lemóniz fue cluasurada antes de llegar a funcionar, después de que entre 1978 y 1982 ETA asesinara a tres trabajadores —Andrés Guerra, Alberto Negro y Ángel Baños—, así como a dos ingenieros, José María Ryan y Ángel Pascual. Además, mutiló al niño Alberto Muñagorri, alcanzado por un artefacto que había colocado en una sucursal de Iberduero, propietaria de la central.

La Autovía de Leizarán cambió su trazado inicial por el que exigía ETA, tras una campaña terrorista —más de 200 atentados, incluidos actos de «kale borroka»—, que se saldó con el asesinato de dos empresarios y dos policías.numerosos heridos y cuantiosos daños materiales. La banda puso el caso Leizarán como ejemplo de negociación.