Emilio Gutierrez Caba y Natalia Verbeke encabezan el reparto de la nueva apuesta de ficción de TVE J. DE DOMINGO / SIGEFREDO

El drama judicial «Al filo de la ley» llegará a TVE-1 a finales de marzo

CARMEN ANIORTE/
Actualizado:

MADRID. Las calles de Madrid y un plató en las afueras de la ciudad son los escenarios elegidos para el rodaje de «Al filo de la ley», título provisional de la nueva apuesta de ficción de TVE, basada en un éxito de título similar realizado por Univisión, uno de los principales canales hispanos de Estados Unidos. La serie, que acaba de comenzar su rodaje, tiene previsto su estreno para finales de marzo.

Ambientada en un despacho de abogados, «Al filo de la ley» llevará a la pequeña pantalla la parte más controvertida de nuestra sociedad, a través de casos judiciales basados en hechos reales. Como asegura Emilio Gutiérrez caba, uno de sus protagonistas, «esta serie está basada en casos reales, pero se han cambiado nombres y apellidos. No es una serie en serio, ya que en cada episodio siempre hay un lugar para el humor. No de carcajada, sino de situaciones de la vida real que tienen un toque divertido».

Junto a Gutiérrez Caba, que vuelve a la pequeña pantalla tras su paso de puntillas por «De moda» en las autonómicas y como hermano de Emilio Aragón en «Javier», comparte bufete y casos con un amplio reparto de primeras figuras del cine actual como Natalia Verbeke, Leonardo Sbaraglia -debuta en una serie para televisión-, Fanny Gautier, María Vázquez y Paul Loustau. Junto a ellos, un buen número de episódicos -dos por capítulo- que tendrán parte importante en cada una de las tramas de esta serie.

«Al filo de la ley» es una adaptación de la serie de Univisión -recientemente galardonada en Los Ángeles como mejor producción hispana- aunque se han introducido algunas variaciones para adecuarla más a la audiencia española. Por ejemplo, se han eliminado las tramas más en la línea del culebrón, para centrarse en la acción y en las historias judiciales. La serie cuenta con dos directores, el argentino Javier Olivera, que ya dirigió la versión americana, y el español José María Caro, director de varios episodios de «Hospital central» y «Ana y los 7». En palabras de Emilio Gutiérrez Caba «se trata de una serie decente y hecha con un equipo excelente. Además, es la primera producción realizada en alta definición, que le da calidad de cine».