Donde más duele

Para desgracia de Sánchez, Iceta y Pablo Iglesias han venido en auxilio de la Oposición

Luis Herrero
MadridActualizado:

Por alguna extraña razón, que tal vez tenga que ver con esa ciencia oscura de la medición de los tiempos de la que tanto presumen algunos políticos, la Oposición se resiste a golpear al Gobierno en su punto débil. Sánchez se protege de la cuestión catalana como lo hace un púgil en apuros de los ganchos al hígado. Ambos, Sánchez y el boxeador imaginario, saben que si el castigo del adversario se ceba donde más duele el combate puede acabar en tragedia. Durante la presentación del programa electoral socialista, un silencio atronador orilló el principal problema de España. Hete aquí –oh, sorpresa– que el partido que aspira a seguir en el Gobierno no tiene nada que decir

Luis HerreroLuis HerreroArticulista de OpiniónLuis Herrero