El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez saluda al líder del PP, Pablo Casado, durante la entrevista que han mantenido en una nueva ronda de consultas para la investidura
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez saluda al líder del PP, Pablo Casado, durante la entrevista que han mantenido en una nueva ronda de consultas para la investidura - EFE

Los diputados socialistas que se abstuvieron con Rajoy exigen al PP en un manifiesto que permita la investidura

El líder del PP, Pablo Casado, aseguró ayer que el Partido Popular no iba a abstenerse

MadridActualizado:

El PSOE ha hecho público un manifiesto firmado por 66 diputados socialistas que se abstuvieron en 2016 para que Mariano Rajoy pudiera ser investido presidente del Gobierno con el que piden al Partido Popular que facilite el nombramiento de Pedro Sánchez los próximos días 22, 23 y 25 durante las sesiones de investidura por «responsabilidad» y para que España tenga Gobierno. Son los mismos diputados que traicionaron a Sánchez cuando en 2016 dijo «no es no» a un Ejecutivo del PP.

«El 29 de octubre de 2016 nos abstuvimos en la segunda votación para la investidura del candidato de vuestro partido, el señor Rajoy», empieza el grupo parlamentario socialista en la carta que ha difundido el PSOE. En el escrito aseguran que en la anterior legislatura ellos tuvieron que hacer un ejercicio de «responsabilidad y de ética de la convicción» al apoyar a un candidato del PP con el que difieren ideológicamente y que él y la dirección del partido estaban salpicados por casos de corrupción.

Además, insisten, fue «un verdadero sacrificio» facilitar la investidura de Rajoy de cara a su militancia y sus rivales políticos porque podía perjudicarles durante el resto de la legislatura. «Uno de nuestros temores, tan legítimo como lógico, era que nuestros competidores usaran nuestra abstención para presentarla como una forma de connivencia con vuestro partido», expresan.

Este manifiesto llega después de que ayer el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, se reunieran durante aproximadamente una hora en el Congreso de los Diputados para intentar llegar a un acuerdo. Al término de la cita, Casado aseguró que el PP no se abstendrá ni facilitará la investidura del líder socialista. Transcurridos dos meses desde las elecciones generales «no se puede seguir perdiendo el tiempo», expresó ayer Casado, que aseguró además que Sánchez es «el responsable de desbloquear esta situación».

En la misiva, los socialistas añaden antes de finalizar: «Si no sois capaces de formar una mayoría de investidura con más votos que nosotros, sería razonable que os abstuvierais sin condiciones, como hicimos nosotros. No os pedimos que apoyéis nuestras políticas. Os pedimos que no bloqueéis la formación de gobierno».

El PP sigue en el «no»

Desde el Partido Popular sostienen que el «no» a Sánchez sigue siendo su postura y rechazan una abstención. Los populares han recordado que Pedro Sánchez «se opuso frontalmente a la abstención del PSOE», hasta el punto de que «dimitió como diputado» para evitar llevar la contraria a su partido. Además, han manifestado que otros diputados, como la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, o la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, votaron en contra de Rajoy.

Entre los argumentos para rechazar la abstención, los populares también señalan que Sánchez «buscó el apoyo de los partidos independentistas para echar a Rajoy» en la moción de censura. De esta forma, sostienen que se rompió el «espíritu de colaboración constitucionalista al que ahora apelan los diputados socialistas».

Por último, desde el PP también apuntan que «no es de recibo» que el presidente del Gobierno que «se apoyó en las formaciones políticas independentistas» solicite ahora «el apoyo del Partido Popular para su investidura».