Dieciocho denegaciones de entrada y diez detenidos en las primeras horas sin Schengen
Punto de control de la Policía en una de las fronteras con Francia - efe

Dieciocho denegaciones de entrada y diez detenidos en las primeras horas sin Schengen

En el dispositivo participan cerca de mil agentes que hasta ahora han controlado a más de 126.000 personas

madrid Actualizado:

La Policía ha denegado la entrada a dieciocho personas y ha detenido a diez más en la frontera durante las primeras 56 horas de suspensión del Tratado de Schengen, medida adoptada por el Gobierno español como parte del dispositivo de seguridad desplegado con motivo de la cumbre del Banco Central Europeo que se celebrará el jueves en Barcelona. Segun un comunicado de la Policía, más de 126.000 personas han sido controladas a su entrada al territorio nacional por cerca de 1.000 agentes en los pasos fronterizos de La Junquera, Port Bou, Puigcerdá, Camprodon, Les y Canfranc, así como en las fronteras aéreas de los aeropuertos de Barcelona y Gerona.

Como se sabe, Schengen, una localidad que está situada al sur de Luxemburgo, da nombre al tratado que supone la supresión de los controles fronterizos interiores y la libre circulación de personas en los países firmantes del acuerdo. El texto legal también prevé la interrupción de esta libre circulación en el caso de «una seria amenaza al orden público o a la seguridad interior», tal como ha sucedido en esta ocasión.

La actual suspensión temporal del Tratado de Schengen dio comienzo a las cero horas del pasado día 28 y hasta hoy se salda con 10 detenciones por reclamaciones judiciales y con 18 denegaciones de entrada debido al incumplimiento de los requisitos exigibles para el cruce de fronteras.

El control de entrada y salida del territorio nacional de españoles y extranjeros es una de las funciones que la Policía Nacional desarrolla en exclusiva, como establece la Ley Orgánica 2/1986 de 13 de marzo de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Según la nota policial, la participación de cerca de 1.000 efectivos ha permitido controlar a 126.514 personas durante estas primeras 56 horas cuando atravesaban la frontera para acceder a España. En el dispositivo han participado agentes de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras especializados en la detección de documentos falsos, que han contado con medios técnicos específicos para analizar diferentes tipos de documentación personal.